ppsoe

La verdad es que me esperaba desde hace meses el lío que se ha montado en el PSOE. Un partido sin rumbo, que se va desgastando elección tras elección (22% en las últimas generales, su peor resultado) y que ha precipitado acontecimientos tras su fiasco en Euskadi y Galiza. Lo peor no es la imagen que dan, si no el objetivo, el horizonte al que quieren llegar: permitir un gobierno del PP, establecer una alianza con Podemos y sus mareas, o forzar terceras elecciones sin una red de seguridad definida. Felipe y los “barones” continúan españoleando cuando la única fuerza real que les queda es consecuencia del sistema autonómico actual. Se pueden disolver. O pueden rezar al señor Brandt, o llorar por la cal viva, pero tienen un futuro muy jodido a corto-medio plazo.

Siempre nos quedan los chistes.

Anuncios