Buscar

Aragonando

Blog aragonés de pensamiento anticolonial

Categoría

análisis político

Uesca, capital mundial del ejército

Si hace veinte años alguien me cuenta que en Uesca se iba a organizar el Día de las Fuerzas Armadas, lo hubiera tomado por loco. ¿A santo de qué? ¿por qué? Hace dos décadas Ixo Rai! se retiraba de los escenarios, un grupo de país con impacto estatal, que entre otras cosas, tenía por bandera la insumisión militar como lucha y derecho.

Nos bombardean con los 40 años de la entrada del Estado español en la OTAN y todo el tema del militarismo lleva un tiempo en operaciones de ensalzamiento y propaganda positiva. En Uesca se desmanteló en 2017 el cuartel Sancho Ramírez, pero por obra y gracia del PSOE (jajaja) y una plataforma de afectados, esa instalación se volvería a abrir. ¿Qué ganaba Uesca con ello? No lo sabemos aún, pero para una ciudad tranquila, terciarizada como todas, referente cultural en Aragón, pocas sinergias puede traer el cuartel y los militares, más allá de la exaltación de banderitas.

Alfonso el Batallador observa anonadado los preparativos

El caso es que, pandemia mediante, el Día de las Fuerzas Armadas se apalabró para Uesca. El P(SO) Español hace y deshace a su antojo. Sin contrapesos de ningún tipo. Lambán bendice todo lo que tiene que ver con el colonialismo, sea militar -¿desarrollo económico?-, energético, logístico, o lo que le salga de la chistera. Barros y lodos. Uesca se queda con una foto rancia del pasado, en un 28 de mayo de 2022 que ya no es tan banal. Nunca, jamás, lo hubiera pensado…

Posts relacionados con Uesca y nacionalismo español:

Maorís, Aragón y gente que inspira

Lorient (@desiertodesara) es una de esas personas que me inspira, para bien o para mal. Casi siempre siempre en lo primero. Una obviedad. De lo contrario es probable que no perdiera el tiempo en estas breves líneas. Nos conocemos desde hace ya unos cuantos años, ahora no recuerdo el momento exacto. Si no me falla la memoria allá por 2004, más jóvenes y lozanos, y han pasado muchas cosas desde entonces. Personalmente, un referente, del que aprender, con ideas y lecturas, consejos y asuntos varios. Por eso le dedico este post, para que cunda el ejemplo y aprendáis de sus pasos.

Hace ya un tiempo me pasó un artículo de un tema que está investigando y el cual promete mucho. Este trabajo lo tenéis publicado en el boletín Imaginación o barbarie (de la Red Iberoamerica de Investigación en Imaginarios y Representaciones), en 2020.

Lorient escribe sobre los maorís y sus relaciones con la Corona británica, desde la ocupación de sus tierras hasta la actualidad, con una especial relevancia para el denominado Tratado de Waitangi (1840), en el que los colonos resignificaban jurídicamente todos los bienes comunes y recursos naturales de las tribus maorís. Estas relaciones entre neozelandeses y nativos han ido actualizándose con bastante creatividad, y aquí radica lo interesante de las tesis que expone Lorient: una soberanía compartida sobre recursos y territorio que restituye derechos históricos, más allá de la propia creación de Nueva Zelanda como Estado-nación. Hasta aquí os hago leer, por no hacer spoiler del malo. El enfoque sociológico es bárbaro y debe relacionarse con la gestión y derechos de Aragón sobre sus propios recursos.

Este homenaje no es una anécdota, con el colapso del sistema capitalista, que provoca una política extractivista que lleva décadas ejecutándose y actualizándose: grandes pantanos, centrales hidroeléctricas, pistas de esquí, líneas de alta tensión, macrogranjas de todo tipo, gigantes éolicos… ¿Quién custodia el territorio? Lorient lo tiene en la cabeza.

Celtiberia, tan humanizada como salvaje

Elecciones de Castilla y León… análisis oportunista

La vaina de escribir algo sobre las elecciones del 13F en Castilla y León tiene que ver con todo un poco y con nada en concreto. Hacía tiempo que no dedicaba un post a unas elecciones y me apetecía. Nada más singular o tan poco original como analizar los comicios autonómicos del eje geográfico del Estado español. Aunque esté troceado en desencuentros, pluralismos, traiciones y asimilaciones varias.

La derecha volverá a gobernar esta Comunidad Autónoma. Se veía venir. El PP no es poca cosa en este territorio. Y los programas y debates les han beneficiado, en esta americanización eterna de la política. Sube Vox, una mierda, las cosas como son, pero también entra dentro de lo normal. Un escaparate de 13 procuradores dispuestos a seguir con su carnaval de odio, aprovechando la ola reaccionaria que sacude Europa. Casi desparece Ciudadanos, lo que tampoco es noticia, se deshacen, comicio tras comicio. Al PSOE se le atragantó la campaña, a pesar del extraño keynesianismo del gobierno central. Pierden 7 escaños y esas opciones de cambio, que tampoco eran muy realistas. Lo de Unidas Podemos va en sintonía con Ciudadanos, su izquierdaunidación es clara, el bofetón de la política real los ha dejado sin una hoja de ruta clara.

La sorpresa viene con la irrupción en las cortes de alternativas «regionalistas-autonomistas-provincialistas» de variado signo, que provocan una pluralidad inédita en Castilla y León, pasando a tener 8 partidos parlamentarios, cuando buena parte de su historia autonómica alberga una representación de 3-4 partidos, como mucho. ¿Se están aragonesizando?

Soria ¡Ya! arrasa literalmente en su espacio electoral, con un 42% de apoyos y tres procuradores. Una barbaridad que se sustenta en un movimiento social que lleva luchando por ese territorio desde 2001. Nada que ver con las platajuntas de última hora. Teruel Existe acaparó el 26% del voto de su circunscripción electoral, ojito a las expectativas de unos y otros. UPL en su línea ascendente, con un marcado autonomismo que reivindica un marco propio de autogobierno para el país leonés. Y en Ávila surge Por Ávila, con un procurador y el 16% de los votos, una candidatura que atufa a reacción de la buena. La España Vaciada no encontró espacio, ni en Burgos, ni en Palencia, ni en Salamanca, tampoco en Valladolid o Zamora. Las prisas son malas y a veces, la fórmula de éxito de una reivindicación, está más relacionada con el trabajo diario. Así son las cosas.

Se comentó mucho la importancia de la abstención, el caso es que no creo que haya sido un factor muy significativo en los resultados finales: en 2019 la participación se situó en un 65%, esta vez ha estado dos puntos por debajo. Poca sustancia aunque igual alguno se ha acordado, vista la fragmentación que habrá en el parlamento.

Así que este es mi análisis oportuno y oportunista. Y un buen avisa para lo que pueda llegar en Aragón, a pesar de Lambán.

Parirás con dolor (las de siempre, claro está)

Parirás con dolor. Sentencia famosa, muy bíblica y machista, que viene como anillo al dedo con el esperpento de la votación de la nueva Reforma Laboral. Y digo con dolor, porque el perjuicio del contenido será para los de siempre, la clase trabajadora, los humildes, ya que la bendición de la CEOE marca unas líneas rojas para que nada cambie en lo sustancial.

El cuarto estado, de Giuseppe Pellizza da Volpedo, 1901

Ni Maquiavelo hubiera tenido sueños tan intensos con la equivocación del botoncito del diputado popular Alberto Casero. Todas cometemos errores, pero la trama juega sucio, ante lo ajustado de los apoyos y la derechona «convenciendo» a última hora a los señoros de UPN. Se veía venir pero no en esta magnitud. Es triste en lo que se ha convertido una de las banderas rojas del acuerdo de gobierno de Unidas Podemos con el PSOE. Los aplausos desesperados son un insulto para una reforma que cambia poco, aunque algunas se conforman. Cada una a lo suyo.

Me identifico plenamente con lo expuesto por Puyalón, en la línea de lo que denuncia el sindicalismo alternativo en el conjunto del Estado. El desmarque del bloque de la investidura deja muy claro todo este fregado. Las críticas arrecian por lo de siempre, «quieren chantajear», «son indepes», blablabla. El PSOE feliz, los social-liberales solo quieren hacer campaña con los ricos fondos que llegan de la UE, para modernizar, digitalizar y hacernos más verdes. Así estamos. Tragando sapos, y culebras y de todo un poco.

¿Qué nos está ocurriendo? Hace casi cinco años escribía esto sobre cuestiones muy relacionadas.

Overton y Garzón

La Ventana de Overton es una de estas movidicas teórico-interpretativas que vienen del bienpensante Estados Unidos, y que describe como una idea política puede ser más o menos aceptada por el gran público en función de su grado de legitimación (desde impensable a sensata, popular, etc.). La trampa llega por su origen ya que el marco de juego es el capitalismo y el liberalismo. Todo lo que se salga de allí, será demonizado. El caso es que los políticos mainstream tienen muy claro este concepto a la hora de hacer propuestas, legislar o manifestar opiniones. Aunque algunos parezca que van con su raca-raca, a costa de destrozar a Overton y sus ventanicas.

Esto es más o menos lo que le ha pasado al ministro Garzón, con sus declaraciones sobre las macroexplotaciones ganaderas y el bienestar animal. En España hace tiempo que la Ventana de Overton es estrechísima y por eso el aluvión de insultos, indignación y peticiones de dimisión. Ahí aparece Heil President, Lambán, exorcizando al lobby agroganadero con muchos intereses en este, nuestro pequeño país.

Más allá de Overton. Garzón tiene bastante razón. La ganadería intensiva es lo que es. Y nos lleva lentamente al colapso. Ahora, matices todos los que queramos, sobre normativas, creación de riqueza, macroeconomía. Pero el bienestar animal es un papel caduco que hace tiempo que huele fatal. Como la hegemonía cárnica como un tótem difícilmente sostenible y que desplaza y ridiculiza a todo aquel que osa plantear alternativas. Ahí lo dejo…

Un buen artículo para relacionar este post lo tenéis aquí, situando a Aragón en un paradigma extractivista que va más allá de Garzón, las ventanas y fatezas varias.

La huelga de 1920 en Zaragoza

Mientras en Cádiz andaban sosteniendo una dura huelga en el sector del metal, yo buscaba y trataba de escribir algo consistente sobre 1920 y ese ciclo de huelgas que podía haber precipitado un cambio de régimen. En Zaragoza pasaron cosas interesantes y los puntos de vista siempre cuentan.

Para Sergio Martínez (de la Start-Up «Historia de Aragón») fueron unos hechos trágicos, producto de la sociedad de la época, la «violencia indómita» a la que apela Julián Casanova. Un 23 de agosto, tres funcionarios municipales son asesinados mientras cambiaban el alumbrado público del Paseo de la Independencia. Fue un ataque de un huelguista, en un momento muy complejo y que para el caso de Zaragoza lo relaciona con la fuerte presencia del anarquismo. Sergio alude a los claroscuros sobre el crimen, a la conmoción que provocó a nivel estatal, pero tampoco se sale de la norma. Un equilibrio que deja más dudas que respuestas.

La huelga de 1920 en Zaragoza se explica en el momento de mayor actividad anarcosindicalista en la ciudad. Un artículo de Enrike García lo cuenta con mucho más detalle, contextualizando ese difícil verano de 1920, que traía cola con la huelga de la metalurgia, y a la que se unirían los trabajadores del Gas y también el sector de electricistas. El asesinato mencionado fue respuesta al del presidente de la Sociedad de Obreros Campesinos de Utebo un 16 de agosto. Con las luces encendidas en la ciudad, farolas rotas y la solidaridad de vecinos y otros trabajadores, como los bomberos, que se negaron a realizar esa tarea. Protestas y ambiente enrarecido. Un tema que preocupaba a Gobernación y Ayuntamiento. Y al final, todo explotó.

Los tres esquiroles eran José Yarza -arquitecto municipal, miembro de un grupo ultrarreaccionario y familia de la oligarquía local, hue como ayere…-, Octavio de Toledo, y el ingeniero César Boente -hijo de un gobernador de la ciudad-. Iban bien escoltados, lo que llevaría a pensar en una acción organizada. No algo puntual.

Lo laboral y lo social, los sesgos, la neutralidad. Revolución y orden. El miedo a una valoración de la violencia. La historia y sus aristas. No he buscado más, dos pruebas de los enfoques sobre una huelga y unos sucesos que forman parte de nuestra memoria. Y hay que contarlos.

—— Y gracias a PS os enlazo un artículo suyo sobre el mismo tema: ¡Ponga Dios paz en las luchas sociales!

Visita la web Memoria Libertaria

¿El municipalismo es el verdadero poder?

Arturo Aliaga hizo unas declaraciones muy sorprendentes hace unos días. Este señor, que detenta la Consejería de Industria y la Vicepresidencia del actual Gobierno de Aragón (legislatura 2019-2023), amenazaba a los ayuntamientos que se opusieran a los proyectos de renovables, violentando la base de la democracia, la autonomía municipal. Aliaga es del PAR y está acostumbrado a hacer y deshacer. Pero con 3 diputados de 67 en el actual parlamento, es normal que se ponga nervioso y más para una persona que lleva de diputado la friolera de 14 años.

Tener el poder en Aragón es complejo en sí. Y algunos equilibran mejor que otros este reparto a varios niveles. He realizado un suma-resta comparativo entre 2011 y las últimas elecciones municipales -las de 2019-, para sacar algunas conclusiones respecto a este tema. Recordamos que la famosa «crisis de régimen» explotó hace una década, con las protestas del 15-M y el lema de «No nos representan». Pasaron muchas cosas, que no vamos a detallar. Me interesa destacar la irrupción de fuerzas emergentes (Podemos y sus confluencias) que podían volcar el poder político a todos los niveles. No fue así. Y parece que el sistema vuelve a su sitio inicial. Nombramos también el reforzamiento, tras 2011, de otros partidos que ya exístían, como Ciudadanos, y la extrema derecha vía Vox.

Esta es la comparativa de los 5 partidos parlamentarios aragoneses en 2011. ¿Quién detenta el verdadero poder municipal?

En esta foto fija de los cinco partidos con representación en el parlamento aragonés, llama la atención que el PSOE aguanta muy bien en esta década larga y convulsa, en la que han pasado tantas cosas a nivel político y social. 87 ediles más a día de hoy, sólo pierde unos pocos en Teruel. Los descalabros importantes vienen en el ala conservadora. El PP se deja casi 200 concejales, con pérdidas significativas en Uesca y Zaragoza. Mientras que el PAR se deshace como un azucarillo a nivel municipal, con menos de 300 concejales con respecto a 2011, ¿de aquí vendrá la rabieta autoritaria de Aliaga? CHA sujeta su poder pero a la baja e IU se despierta de un mal sueño tras sus alianzas confluyentes. El PSOE rampante, aguantó el sorpasso.

Y eso que en la foto de 2019, y por supuesto en la de 2015, ya tenemos a esos partidos «nuevos», que de una forma u otra, amenazaban al bipartidismo. Ciudadanos ostenta en todo el país unos 400 concejales, lo cual no es poco si observamos el volumen total del resto. Podemos, con sus alianzas variables, apenas alcanza los veinte ediles -con Equo o confluencias municipalistas de distinta composición-. Mientras que Vox detenta 22 concejales en estos momentos. Todo esto cambiará, sobre todo tras ver los últimos resultados del partido naranja en otros territorios.

Aquí no hablamos ni de alcaldías ni de equipos de gobierno. Ese asunto sería más complejo para lo que pretendo exponer. En lo sustancial y teniendo un país tan envejecido, el poder municipal, los concejales de los 729 municipios aragoneses, responden a una composición altamente conservadora. Y eso que no entramos en la amalgama de coaliciones independientes y locales que salpican un número importante de nuestros pueblos -otro efecto más del «no nos representan»-. Algunos llegamos a soñar con una red de complicidades en el territorio, pero el proyecto ya duerme el sueño de los justos. Poco más.

¿Y la sociedad civil? ¿el pueblo? ¿qué opina de esto?

Ayuso lee a Bourdieu

«Madrid no es ni Huesca ni Teruel, es mucho más». Esto dijo ayer mismo la presidente de la Comunidad de Madrid, cuando era entrevistada en una cadena estatal. No seamos torticeras con el lenguaje. Ayuso no apela ni a racialismos ni a superioridades morales de ningún tipo. Que salga Mayte Pérez -consejera de la Presidencia del Gobierno de Aragón- a exigir que pida perdón es puro teatrillo actual. Isabel Díaz Ayuso dice la verdad.

Ayuso conoce a Pierre Bourdieu. Directa o indirectamente. Todo está en su teoría, la violencia simbólica. Madrid es el centro del Estado español, el resto son periferias o territorios más o menos asimilados. Paso de argumentar desde los tiempos de la Nueva Planta. Madrid es simbólicamente, el nacionalismo español, centralista, y que de una forma o de otra, debe hacer lo que le de la gana -como no cerrar sus fronteras aunque todas las comunidades autónomas limítrofes lo hagan-. Elige época y te darás cuenta. El pueblo madrileño es otra cosa. Y la insolidaridad de las capitales de Estado es otra (Londres o París).

Las reacciones naturales de las aragonesas responden a esa lógica, dentro de un marco territorial, cuyo simbolismo (cuando deviene en violencia) alude a injusticias, agravios, olvidos e imposiciones. Madrid, como espacio construido y reforzado en su capitalidad, vive de España. Y las políticas neoliberales y neoconservadoras se agarran a esa práctica. Y esto ya supera a Bourdieu.

Las cosas claras. Somos colonizadas para disfrute de las clases dominantes, que agitan sus banderas en función de sus privilegios de clase. Ayuso dice la verdad, es sincera. El problema vendrá con esa «madrileñofobia» que está creando y que ella no sufrirá. Como las falsas banderas que llevaron al sufrimiento de muchos soldados en las trincheras de la I Guerra Mundial.

El aragonés y los sindicatos

Esta semana me llegó por varios sitios una noticia positiva para la lengua aragonesa, la firma de ocho convenios de colaboración con entidades sociales, sindicales y empresariales para promocionar las lenguas propias de Aragón.

Pasados los días y según valoraba esta iniciativa, de la DGA (vía Dirección General de Política Lingüística), entré en una profunda frustración, por los olvidos y la poca sensibilidad que se tiene hacia supuestos aliados estratégicos. Soy muy subjetivo cuando escribo este post -como con todos-, la objetividad no existe, ni siquiera en las ciencias. Llevo diez años afiliado a un sindicato (SOA) que desde su fundación ha hecho uso y ha promocionado nuestras lenguas propias, con una implicación de compromiso y país. En 2009 fue el promotor de la coordinadora Aragón Trilingüe, una iniciativa decisiva para que se aprobara la Ley de Lenguas. Hemos realizado talleres de aragonés, nos hemos ofrecido para seguir apoyando las ideas de la DGPL, como en «Agora x l’aragonés» -aunque no nos hicieran caso: «no era el momento»-. Y todo sin pedir nada a cambio, por defender lo legítimo.

Me dirán que lo importante es la representatividad, llegar a mucha gente y que estos convenios sirven para eso. Se trata de regalarle el aprobado a un alumno que no ha entregado ninguna tarea en todo el curso, que jamás estudia y que encima, inocentes de nosotras, aún pensamos que esto irá en provecho de un indeterminado beneficio social.

CHA, responsable de la DGPL, hace muchos años que no piensa en clave de movimiento, y eso significa gestos y actitudes. Las buenas palabras nos embelesan a todas. Espero no dudar de que UGT o CCOO, OSTA o STEA, comiencen a trabajar de verdad por el reconocimiento de los derechos culturales de todas las aragonesas. Unas más que otras. El tiempo juzgará. Pero excluir no creo que sea un camino acertado. Sobre todo, cuando el españolismo, ha adoptado la vía del victimismo hacia su lengua supremacista.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑