Martin Scheinin escribió:

Primero ilegalizaron las candidaturas de la izquierda abertzale, pero como yo no pertenecía a la izquierda abertzale, no hice nada. Luego investigaron una candidatura alternativa a la que la izquierda abertzale, según la policia que navega por internet, podría apoyar. Pero como yo no pertenecía a la candidatura alternativa no hice nada. Al final fui a votar y no había ninguna papeleta con la que me sintiese identificad@. Pero entonces, ya no quedaba nadie que pudiera escuchar mi protesta y hacerse eco desde las instituciones de Esta Democracia, hija de Aquella Transición.

Vía  /  “La izquierda abertzale podría pedir el voto para una candidatura castellana el 7-J”, cadenaser.com, 07.05.09.

Nada tengo que aportar, se ha dicho todo y lamentablemente queda poco por solucionar. Quizá el humor de Tasio nos permite algún respiro. O el entorno intelectual de IU a nivel estatal, con Julio Anguita a la cabeza, exigiendo que su partido no demonize. Podemos observar la dialéctica hipócrita de las alianzas electorales, como en la de Europa de los Pueblos, con unas formaciones solidarizándose con II-SP y otras mirando para otro lado (Cha-Cha-Cha). Todo para el pueblo pero sin el pueblo. O leer a  Carlo Frabetti y su furia antipedófila, y que tendría mucho que ver con lo siguiente…

Esta decisión se fundamenta únicamente en la lógica fascista del Estado que desde tantos años atrás nos viene asolando día tras día. Una lógica macabra que opera bajo la falacia denominada como reductio ad hitlerum. La expresión reductio ad hitlerum (Reducción a Hitler, falacia del tipo Cum hoc ergo propter hoc) o argumentum ad nazium fue creada originalmente por Leo Strauss, profesor de la Universidad de Chicago. Reductio ad hitlerum es una falacia de la forma “Adolf Hitler o el partido nazi apoyaban X; por lo tanto X debe ser malo” (“Hitler era partidario de beber agua en vaso, luego beber agua en vaso es malo”). En este caso el discurrir lógico de la justicia española para ilegalizar esta candidatura amparándose supuestamente en su vinculación con lo que ellos llaman ETA-Batasuna resulta evidente. 

Vía  / Pedro Antonio Honrubia, “El insaciable fascismo español: Iniciativa Internacionalista ilegalizada”, kaosenlared.net, 16.05.09.

Anuncios