Buscar

Aragonando

Blog aragonés de pensamiento anticolonial

Etiqueta

María Luisa Arnal

Arnal, depredadora colonial

En este blog siempre hemos seguido con especial interés los asuntos relacionados con las Lenguas en Aragón. El pasado 26 de agosto, el Diario del Altoaragón publicaba una entrevista a María Luisa Arnal -profesora de Lengua Española en la Universidad de Zaragoza-. Al final del post tenéis en imagen el texto. El caso es que venía a defender que palabras en lengua aragonesa, de uso frecuente, pasen a formar parte del Diccionario de la Real Academia Española.

Esta visión absolutamente colonial de ver la diversidad lingüística, entronca con una tradición “científica” (expediente X) que expone el aragonés como un dialecto del castellano o a lo sumo como un conjunto de hablas altoaragonesas desconectadas desde los tiempos de Jaffed (acepten la broma). Este es el nivel, y claro, si desde la universidad se ha legitimado este discurso, lo que tenemos es una suerte de deriva castellanocéntrica, en la que interesa más que ese diccionario tenga aragonesismos, en vez de articular propuestas y estudios que traten al aragonés como lo que es: una lengua histórica, patrimonial y con unidad evidente.

Eso sí, todo este magma imperialista ataca y atacará mientras el movimiento en defensa de la lengua sigue con su “guerra de grafías”, unos jugando al inmovilismo (los del 87), otros regateando con el ribagorzano como ente superior, y los otros, perdidos en un bucle que al final beneficiará a los de siempre.

maria luisa arnal

Enemigos del aragonés: los de estar por casa

José Luis Mendívil, también profesor de la Universidad de Zaragoza, hizo referencia al magnífico y polémico artículo que publicó en nuestra revista (nº36) «Lenguas en peligro y lenguas peligrosas», en el que venía a decir que no creía en la lengua aragonesa. Para Mendívil, la «luenga» no es en sentido estricto una lengua; es un objeto natural que existe en la mente de las personas; es el resultado de la tradición de la comunidad lingüística no es ni natural ni histórico. ¿Qué es entonces?- se pregunta. Pues no es más que un «collage» artificial del castellano, que sólo existe en la gramática, pero no en el alma de los pueblos. Planteó, asimismo, el uso de una neolengua en España, como «collage» de las ya existentes. Y, como no, también en Aragón.

Enemigos tiene la lengua aragonesa. Y se reunieron en Roda el 24 de mayo de 2008, en un coloquio sobre lenguas organizado por la Liga Ribagorzana (ver Tomás Castillón, «Reunión de Roda: L’Aragonés y las lenguas de Aragón», El Ribagorzano, 39, 2008, pp. 4-5), con María Antonia Martín Zorraquino, María Luisa Arnal o José María Enguita. La universidad al rescate. Y como doctores tiene la iglesia, disertaron y mucho. Ahora se prepararán ante la futura Ley de Lenguas, interesados ellos. Toda la vida pasando del aragonés. Dialectos que no dan prestigio. Negación de lo evidente. Son los enemigos de estar por casa, profesores universitarios, ciencia y docencia al servicio del poder. Capitalismo ideológico. Odian normativizar una lengua. Se sienten cómodos con el universo castellanizante. Se sienten deseados, los grupos y grupúsculos quieren tenerlos cerca: los blaveros de la FACAO esgrimen escuálidos apoyos cuando pueden. Se encierran en su ghetto del campus de San Francisco. Ahí los tenéis.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑