Buscar

Aragonando

Blog aragonés de pensamiento anticolonial

Trenes y colonialismo

Los trenes están muy bien, pero tenemos que ser realistas. Dudo que Teruel tenga nunca Alta Velocidad. No debería ser su lucha. Los costes de estas líneas son altísimos y el mantenimiento de las mismas diez veces superior al de una línea convencional. Teruel, el sur, la Celtiberia se la juegan con un servicio norte-sur que vertebre Aragón. Tal y como este sábado han reivindicado. Pero el cuñadismo del AVE es otra película, un tren carísimo, que sólo acumula deuda y lejos del poder adquisitivo de la renta media aragonesa (salario mínimo o pensión básica). Una cosa es utilizarlo por capricho una vez al año y otra para la cotidianidad del trabajo.

Aragón es un sujeto pasivo colonial y el tren ejemplifica como pocos elementos esta situación. Un fraude electoral entre PP y PSOE. Se cerraron vías en su momento (como la Calatayud-Caminreal), otras pasan a ser vías verdes, hay comarcas olvidadas de este medio de transporte (Cinco Villas, Sobrarbe, Ribagorça). La única solución pasa por recuperar nuestro control como pueblo y decidir sobre nuestras cosas. El resto de recetas ya han caducado.

Francisco Loscos

loscos

¿Te imaginas a un científico en 2017, que sin ayuda de ningún tipo, fue capaz de publicar un tratado con 2.460 especies?  Pues eso ocurrió en Aragón, en el campo de la botánica, hablamos de Francisco Loscos (1823-1886).

Loscos desarrolló su actividad durante la segunda mitad del XIX. Fue fundador de la Escuela Botánica Aragonesa, un grupo con nulo apoyo oficial, ausencia de facultades y centros universitarios. La casta academicista española nunca vio con buenos ojos el trabajo de Loscos, quien tras realizar su formación en Zaragoza y Madrid, se afincó en el Bajo Aragón. Se centró en el trabajo de campo, olvidando intereses económicos, lo que generó incomprensión y desprecio por parte de la Botánica oficialista.

Con la ayuda de su compañero José Pardo, encontró apoyo en Alemania para publicar su Series incofecta plantarum indigenarum aragoniae (1863), una edición que costaba unos 8.000 reales, y que fue desestimada a pesar de los buenos informes que había sobre la misma. Esta obra le sirvió para situarse en un buen plano de relación con los principales botánicos europeos. El éxito socavó las envidias y calumnias de la casta universitaria, anquilosada en Madrid. Unos años después, amplia la obra y la edita por su cuenta en Alcañiz. Numerosos botánicos solicitaban a Loscos el envío de plantas aragonesas para enriquecer sus colecciones, creando en Castelserás una agencia botánica rural perfectamente organizada.

Tras su muerte, por una epidemia colérica, llegaron los lamentos y los homenajes. La Diputación de Zaragoza ofreció fondos para construir un monumento, cuando unos años antes le había negado un microscopio para estudiar las criptogramas aragonesas.

Loscos representa la independencia, la autogestión y la rasmia, todo ello aderezado con una concepción de Aragón absolutamente nacional para la época: llamó extranjero a todo aquello que no fuese aragonés, con total naturalidad y una visión universalista de la botánica. En resumen, un patriota perdido para nuestra memoria colectiva.

Info: MARTÍNEZ TEJERO, Vicente (1998), Los botánicos aragoneses. Colección CAI 100.

 

 

Calvos contra el ecocidio aragonés

20170318_165352
Folleto de Ecologistas en Acción – Otus, 2001

La foto es lo importante. Estaba revisando materiales viejos, y apareció sepultada entre revistas e historias de todo tipo. Nos cuenta una protesta contra la ampliación de las pistas de esquí de Gúdar y Javalambre, allá por los inicios del siglo XXI. Unos activistas con una pancarta en la que aparece la frase “No nos deis más pistas, estamos hasta el…”, y tres culos mostrando su desnudez, un provocador “calvo” contra el ecocidio. La ampliación quedó paralizada en 2005. Alguna batalla se gana.

Este pasado fin de semana se cumplieron tres décadas de la lucha contra el pantano de Biscarrués. Hay amenazas que todavía siguen latentes en el territorio. Treinta años es mucho tiempo. A pesar de las alternativas, las mediaciones o los lloros de algunos por seguir con su modelo caduco. Aragón sigue expuesto colonialmente a estos atropellos. Y a los chantajes: ahora con el pantano de Almudébar.

Pero hay más. La Mina de Borobia tendrá una superficie más reducida, vía judicial, a pesar de que el río Manubles ha empezado a mostrar una turbidez extraña. En Artieda llueve sobre mojado con estos temas, ni la sismicidad parece parar a los pantaneros. En el Bergantes llevan menos tiempo con la lucha, pero esa amenaza sobre un paisaje (y sus gentes) sigue su curso. En Mularroya construyen una presa para entubar agua y de paso destruyen patrimonio. Todo muy normal.

Atrás quedaron Gran Scala, las líneas de alta tensión u otras chaladuras que afectan a los de siempre. Incluso Zaragoza sufre estos desmanes: ese azud de Belloch. Y la lista se hace interminable, con proyectos de fracking, especulaciones urbanísticas en el Pirineo o en el Moncayo, la cueva de Chaves, las reversiones que no llegan tras décadas de afecciones y servidumbres.

Hace unos años quise desarrollar el concepto de eco-aragonesismo, lo usaba por este blog. La idea no cuajó aunque la gente entiende perfectamente de lo que hablamos. Aragón pivota sobre una triple colonización: la capitalista (ubicadas en la atroz Europa occidental, lucha de clases, neoliberalismo), la política (seguimos sometidas desde 1707) y la ambiental (de consecuencias terribles).

De calvo en calvo, hasta la victoria final.

El Salto

La semana pasada salió el número 0 de El Salto, un proyecto del que creo que merece la pena escribir unas líneas. Arainfo llevará la voz “territorial” en Aragón, ya que se trata de una especie de plataforma de información, con una idea de organización confederal. No sé si llamarlo contrainformación, a día de hoy todos los medios hacen uso de ella, los corporativos con el régimen para intoxicar, y los más independientes para buscar su hueco en esta trampa de pluralidad corregida. Desde El Salto pretenden defender e informar a quienes son silenciados por los medios de siempre: aquí me autoubico.

Personal y colectivamente, es básico tener medios de este tipo. Llevo años bregando con notas de prensa, comunicados, información de toda índole, y he de decir que gracias a Arainfo mis luchas tienen visibilidad. Cuando decido mandar una nota de prensa, muchas veces paso de enviarla a los medios del régimen, la experiencia me dice que no sacarán nada… y así suele ser. Algunos dirán que siempre hace falta algún buen contacto en redacción, pero con Arainfo esto no pasa.

Así que damos la bienvenida a El Salto, como en su día hicimos con Diagonal, hace ya una década. Seguro que es un espacio de información donde las luchas anticoloniales de todo tipo tienen su hueco. Habrá que trabajarlo.

El Salto

¿Es el independentismo asunto de jóvenes?

SANY1011
Festibal “Esfendemos a Tierra” de Artieda, 2009 / Archibo presonal

¿Es el independentismo una cosa de jóvenes? Algo así se preguntan en este artículo de análisis del Diario ABC, escandalizados por los porcentajes de apoyo que tiene en Catalunya la ruptura con el Estado español, relacionando este deseo con la enseñanza en catalán, el adoctrinamiento y varias lindezas del estilo de este panfleto del régimen.

Aunque también aparecen parámetros interesantes como el barrio, la familia, el entorno o la crisis capitalista actual. Todos ellos han ayudado al auge del sentimiento rupturista. Apuntan a que la juventud tiende a defender ideas menos conservadoras. Algo poco novedoso. Algunos autores ya hablan de psicobiología como si no fuera el independentismo un deseo objetivo, sino algo irracional, producto de alguna perturbación mental y colectiva. ¿A qué os suena?

En Aragón, a nuestra escala, se puede afirmar que el independentismo nació a finales de los años setenta, al amparo de una militancia que pululaba por diversas organizaciones, algunos de ellos fundarían CHA en 1986, otros siguieron por otros derroteros. Unos años después y al amparo de esa primera generación, llegaría la camada de Chobenalla, que fue capaz de crear la base inicial para un movimiento independentista aragonés. Y de aquellos años hasta hoy, con sus vicisitudes, cambios y contradicciones. Nosotras, seguimos con un apoyo de un 3-4% según las encuestas al uso. Pero el factor joven se revela como la vía fuerte para crecer de manera cuantitativa. Eso sí, los obstáculos son evidentes. El repliegue actual nos muestra como la españolización banal ha provocado que el enfoque pierda fuerza y algunos busquen esa tarea en estrategias más moderadas.

Con un sistema de educación regionalizante, se hace difícil, concienciar a las masas. Llegar a ellas. Tomar conciencia del independentismo en Aragón sigue siendo una tarea de gigantes, en Zaragoza o Cantavieja. El acceso viene marcado por dos vías: el polo identitario (Aragón como país con derecho a decidir al nivel que sea) y el socioeconómico (país explotado. El trasvase como ejemplo clásico). En medio de esto, pululan todas las tendencias, y si se milita en una organización de clase, el camino puede ser más sencillo.

Esperemos que este asunto no sea sólo de jóvenes… Lo contrario nos llevaría a un eterno bucle de desgaste y eternas refundaciones.

19 de febrero de 1593: brujería, memoria y país

festival-de-las-brujas-y-de-la-magia-sallent-de-gallego-041

En un fin de semana en el que se entroniza el amor romántico e idealizado, os traigo una fecha muy especial y que merece la pena que sea recordada: 19 de febrero de 1593. Y un lugar: Laspaúls, en La Ribagorça. Una historia de muerte y aniquilamiento femenino, que se alargará hasta el 29 de abril, con 22 mujeres ejecutadas de las 28 acusadas de brujería.

En 1986, el párroco de Laspaúls. descubría unos 1200 folios manuscritos que databan del siglo XVI mientras limpiaba el campanario de su iglesia. Este descubrimiento fue estudiado en la Universidad alemana de Heildelberg, apareciendo un documento cuya fecha era del 19 de febrero de 1593, en el que se detallaban los nombres de 22 mujeres que habían sido ejecutadas en el pueblo per bruixas, textualmente. Probablemente, el único lugar del mundo en el que ocurrió, incluso en Salem, con sus juicios tan famosos a las brujas, se ejecutaron a 19 personas en un año. En Laspauls, fueron 22 mujeres en dos meses. De hecho, en Laspáuls se encuentra El Fosado, un topónimo relacionado con los hechos, una partida de monte visible desde el pueblo, donde los cuerpos de las mujeres tuvieron que quedar visibles como aviso de la represión.

Estos procesos se registran en otras zonas del Alto Aragón, como Villanúa, Val d’Echo o en algunos pueblos del Alto Galligo, enmarcados como posesiones demoníacas. La actuación contra los delitos de brujería se ve reforzada en las Cortes de Tarazona de 1593, ya que estos delitos quedan fuera de la vía privilegiada -se les podía hacer juicio sumarísimo y sin apelación-, es decir, cuando la Inquisición reclamaba a brujas o brujos, estos ya estaban sentenciados y muchas veces ejecutados. Estos ajusticiamientos contaban con figuras tan siniestras como el conocedor de brujas, que solían ser reos aragoneses que podían acusar a otros, sometiéndoles a la prueba del soplo.

Eran procedimientos que se utilizaban para purgar a minorías y alteridades, que no se correspondían con las identidades normativas para el Antiguo Régimen: gitanos, extranjeros, judíos, moriscos, profesiones itinerantes… El perfil de las mujeres perseguidas difiere bastante del masculino: tienen entre diez y quince años más, suelen ser viudas o solteras y el estatus social es bajo. Mujeres libres, que son sospechosas por su hábitos…

Para la memoria histórica del aragonesismo urge rescatar esta fecha, ya que tiene una correlación directa con la represión de Aragón a todos los niveles: la ejecución de Juan de Lanuza fue un año antes. El día contra la represión hacia la mujer, el patriarcado histórico y organizado, que en este caso, nos viene perfectamente documentado.

400 euros

400 euros no es poco dinero. Con ese dinero tengo para pagar mi alquiler zaragozano y aún me sobraría para hacer la comida normal de varias semanas. Esa cantidad es la multa que les han puesto a dos buenos amigos, por estar sentados en una acera, comiendo una pizza, hace un mes. ¿Dónde? En Zaragoza. ¿Quién? Una unidad de la UAPO. Los mismos que el actual gobierno municipal quiere convertir en agentes de paz y mediación, unos cascos azules con florecitas callejeando por la capi. La multa, un sinsentido. Por eso la denuncio aquí. Otros no tuvieron tanta suerte, ya que estos policias se dedican a amedrentar y perseguir personas en riesgo social o con poca red de apoyo. Lo mejor, es que se disuelvan, tal y como pide Puyalón… el resto, perder el tiempo y jugar a la ONU. ¡Entabán Tamara y Carlos!

disolucion-uapo

Gráfico de Nolan a la aragonesa

 

sistema-pol-v2

El debate está abierto, y hemos reubicado algunas formaciones: el PAR más hacia Aragón (aunque su tendencia regionalista le deje encima de la raya), Podemos e IU algo más a la izquierda -¿más abajo?-, y EA más en paralelo a CHA. Agradezco las aportaciones de @guillenandorra, @pirenaicok, @rube_ara. Seguimos…

En 1969, David Nolan creó un diagrama político para definir las posiciones ideológicas humanas, al ser estadounidense, estableció su propuesta con los ejes liberal-totalitario, progresista-conservador. El diagrama ha sido usado hasta la saciedad. Esta es mi propuesta, a la aragonesa. No están todos, pero para mi criterio, los mas relevantes en estos momentos. ¿Y los ciudadanistas, donde se ubicarían? Abrimos debate.

Borgoña

Reconozco que soy un poco obsesivo, cuando me interesa algo, tengo que documentarme hasta el final, leer, contrastar, escribir… La Borgoña lleva tiempos pululando por mi cabeza y ha sido tener en mis manos el libro Reinos desaparecidos, para descubrir lo que fue uno de los principales estados bajomedievales. Un Aragón de la vida pero defenestrado por siempre jamás. O eso creemos.

Lo relevante es entender como determinadas realidades políticas han desaparecido, en este caso su asimilación se produjo a finales del siglo XV, al inicio de la Edad Moderna. Actualmente, el francocentrismo ideológico trata de invisibilizar esta identidad nacional además de ubicarla única y exclusivamente sobre la geografía del Estado francés. Otro engaño al uso.

duche_et_comte_de_bourgogne_au_xive_siecle-es-svg

Veamos que es la Borgoña. Parece ser que los burgundios eran originarios de la isla de Bornholm (actualmente Dinamarca), su expansión sobre el continente los llevará hacia los límites del Imperio Romano (a finales del siglo IV), en una zona ubicada entre Basilea, Lyon y Arlés. La construcción feudal de estas sociedades vino condicionada por los intereses de los reyes francos, con sus disputas, herencias y legados. De esta forma se va articulando una entidad autónoma con varias realidades: el ducado, el condado palatino o Franco-Condado, Saboya, el Delfinado, Provenza. Este país sobrevive por la geopolítica del momento, ya que aparecía como colchón legal entre el Imperio germánico, el reino de Francia y las posesiones italianas. Su época de máximo esplendor se da a finales del siglo XIV, cuando su base territorial queda ampliada, por herencia matrimonial, a dominios en Flandes, Artois, Holanda, Frisia o Luxemburgo. Los Estados borgoñones se articulan de manera confederal y compleja, al estilo de la Corona de Aragón. El siglo XV será un momento de renacimiento económico y cultural, en la que lo borgoñón se asociaba al lujo y sus círculos de poder crearon órdenes como el Toisón de Oro. Borgoña es acuchillada en 1477, tras una serie de guerras en las que el duque Carlos el Temerario desafía a todos sus vecinos, cayendo derrotado y su cuerpo encontrado, días después, en una charca congelada, con la cabeza cortada. La Borgoña fue troceada y repartida, quedando como recuerdo provincial hasta su absorción por el jacobinismo en 1791. La herencia borgoñona será la base territorial de Carlos V para su dominio noreuropeo.

Y más cosas:

En Borgoña estaba la sede de la orden de Cluny. Aquí nace la viticultura con las formas de producción tradicionales. El concepto nacional de Suiza tiene sus precedentes claros en este país -en la Alta Borgoña-. Y por supuesto, con un dominio lingüístico propio, el francoprovenzal. Incluso la decisiva dinastía de los Habsburgo tiene su sede originaria en Borgoña, en el castillo de Habitchtsburg. La escuela flamenca de pintura se creó bajo patronazgo borgoñón, con pintores como Robert Campin, Jan van Eyck o Roger van der Weyden. Como podemos observar, una realidad nacional, ni francesa ni alemana, que al ser asimilada jurídico-políticamente, ha quedado como un recuerdo para freakes como yo.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑