Buscar

Aragonando

Blog aragonés de pensamiento anticolonial

Categoría

Blogosfera aragonesizante

Kastellórizo

15259331_1473984769283110_6869978162011432192_o
Cortesía de @RobertoGrac

Kastellórizo es una pequeña isla griega en aguas del Mediterráneo oriental, a escasos tres kilómetros de la costa turca. Tiene 9 km2. Kastellórizo fue conquistada para la corona aragonesa en 1450. Se convirtió en la posesión más oriental del principal imperio bajomedieval, el punto más alejado del Reyno de Aragón. Kastellórizo también es un enclave estratégico, un cruce de caminos, un viaje interior. Una obsesión. Una mirada al más allá. Por eso, doy la bienvenida al mundo de la blogosfera a 50 formas de dir nieu. Un blog que siempre tiene algo que contar, diferente, del que se puede aprender, y que enriquece estas islas perdidas de las bitácoras aragonesas. Como Kastellórizo. Faro y guía.

kastellorizo
Fuente: blog Eleviatjar

Tres años de Aragonando

Tres añitos. El tiempo avanza. Ya hemos pasado de 500 posts publicados (1 cada dos días), no está mal la media. El número de visitas bajó (unas 20.000 de julio a julio), quizá por la saturación, irregularidad o por el nuevo fenómeno de comunicación internauta (las redes sociales). Pero da igual, este blogs no es para ganadores de mundiales sino para mentes anticoloniales. En este tercer año de existencia, algunos blogs amigos ya se nos fueron (como Sozialista o Aragón Colonial), otros asuntos no resueltos siguen azuzando nuestro panorama (como la polémica entre Estado Aragonés y el Bloque Independentista de Cuchas), y seguimos con las clásicas reflexiones identitarias (No me siento español ¿y qué?), los análisis sobre el independentismo aragonés (Parte 1, Parte 2, y Parte 3)  la eterna polémica por los reconocimientos legislativos de las minorías lingüísticas aragonesas (Diglosia, bilingüismo y ciencia infusa; 17.12.09: Lai de Luengas), o la crisis económica con sus variados tentáculos (financiero, laboral, sindical). Ahí estamos. Y esperemos cumplir tres años más, ganas hay y trabajo también. Esperemos inaugurar mañana el cuarto año con un poder orange.

303 años de la Nueva Planta

Podría copiar y pegar el post del año pasado ya que las sensaciones son tan parecidas que parece que vivimos un eterno día de la marmota. En un día preparado para sufrir otra exaltación nacionalista más, si España ganara a Portugal en los octavos de final del Mundial. Es lo que hay, la blogosfera calla ante esta fecha y las organizaciones sociopolíticas más de lo mismo (ni TA, ni CHA, ni su Fundación 29 de junio, ni BIC ni nada). La crisis en la agenda de unos, las fiestas campestres en otros y la incapacidad en algunos. Viento en popa al absolutismo español. En bandeja de plata.

Que baiga bueno, Aragón Colonial

Se nos va un espacio clásico del movimiento virtual anticolonial: el blog Aragón Colonial. En cierta medida uno de los inspiradores directos para que yo me atreviera a reflexionar sobre estos aspectos. Agradecer su presencia, su aportación y la clara lucidez en la lucha contra el nacionalismo banal. El blog ha cumplido durante tres largos años con sus objetivos propuestos. Con esto es suficiente. Ahí queda, como hemeroteca, recordatorio u homenaje a posturas identitarias «poco convencionales». Todo pasa pero todo queda también.

Un año con Adebán.org

Se hace camino al andar. Y adebán adebán, ya pasó un año, que se dice pronto. El primer portal web en la historia del país que recoge o trabaja los aspectos virtuales (de la red de redes) del soberanismo y/o independentismo aragonés. Tras los escepticismos iniciales, el espacio se ha consolidado. Simplificar las cosas es algo maravilloso. Nuestro tiempo es escaso. El crítico literario John Freeman llegó a la preocupada conclusión de que algo fallaba cuando comenzó a recibir 200 mensajes al día (ver su libro La tiranía de los correos electrónicos). Esta es una de las funciones principales del portal, la necesidad de que con un sólo click tengamos según qué tipo de información. Algunos dirán que las redes sociales ya hacen este papel. Personalmente creo que aún tienen que dar algunos pasos para que esto sea así. Mientras tanto, disfrutemos con herramientas como Adebán.

Stand by

Aragonando, por cuestiones laborales, va a sufrir un período de espera, de stand by. No abandonamos la causa, que es justa y necesaria. Se acerca la segunda manifestación contra la bandera española (19 d’abiento), hay que estar ahí, exigiendo que quiten ese símbolo de imposición. Difundiremos el mensaje. Adebán evoluciona y se hace más interactivo: una entrevista de la gente (para la gente) al mítico grupo Mallacán. Copenhague en proceso, nos jugamos todo. Igual que la dignidad del Sáhara en la figura de Aminetu Haidar. Y tantas cosas más, que pasan y llegan. Estaremos de forma pasiva, agazapados, buscando el momento. La virtualidad anticolonial no debe quedarse sola.

Consideraciones otoñales

Me ha dado estos días por mirar hacia atrás. Hacia atrás del blog, releer posts, viejas historias, gente que enlaza. Los aplausos, los pitos. Todas estas cosas. Y siento hastío. Ahora que vuelve Otubre17, Aragonando tiene dudas. Serán boiras, de estas otoñales, fantásticas y frias. Pero seguiremos remando, porque siempre hay algo de lo que escribir o quejarse. Como el cierre del diario Equipo, debilidad de los espacios comunicativos aragoneses. O los nuevos aires del independentismo catalán. O quizá nuevas reorganizaciones del MLN (Aragonés). Estas consideraciones sirven para hacer un descanso en el camino y vislumbrar todo lo que queda por construir.

La esperanza es un espejo colgado en el futuro. MAX JIMÉNEZ

No me siento español ¿y qué?

Empatizo con el blogger Al este del Moncayo por su post-anécdota «Identidades nacionales divergentes», y también por extractos como este…

Yo me puedo sentir lo que me dé la gana, nadie me puede imponer mi identidad por Ley. Obligarme a sentirme español es igual que la obligación Franquista de una identidad sexual hetero o la obligación de una identidad religiosa cristiana. Estamos hablando de identidades. Y cada uno desarrolla su propia identidad en muchos ámbitos. Y, precisamente, en la diversidad de las identidades de todas y todos es donde radica la riqueza cultural, la pluralidad y la madurez de una sociedad. Ese fue el argumento central que mantuve en toda la conversación.

Todo independentista, soberanista, no-español de la vida, o periférico de pro, tiene que sufrir de forma más o menos frecuente la opinión inquisitorial de los españoles, sanos y ufanos, amigos nuestros, padres, madres, hermanas, novias y novios, compañeros de copas o de trabajo. «Es lo que pone en tu DNI». Te jodes y punto. Le tocó a nuestro compañero de fatigas pero la banalidad de ellos nos tiene que hacer más fuertes. Hay que responder con inocente naturalidad: no me siento español ¿y qué?

Grazias Sozialista

Se nos va uno de los blogs de referencia, por lo menos para mi criterio (Y se terminó…). Un espacio virtual que trataba de sacarle partido a la realidad nacional aragonesa. Toda una inspiración, si Aragonando existe es gracias a las sugerencias de Sozialista que había empezado unas semanas antes su andadura en la red. Supongo que mantener algo que ya no te motiva, no tiene sentido, así que mejor cerrar el campamento y a otra cosa. También comenta que siente cierto cansancio por el movimiento. Entendible. Parecemos un bucle, salimos de unas cosas, nos dan por saco con otras. Entornos, genuflexiones, empatías, simpatías. No somos tantos y siempre hay desgaste. En fin, grazias per tot Sozialista. Seguro que nos vemos en los bares (y en proyectos que tenemos por ahí).

Blog de WordPress.com.

Subir ↑