photo6014598594625122357

Hace ya unas semanas, me encontré este cartel por el barrio de Las Fuentes, un torneo de fútbol sala que utiliza la identidad española como reclamo. Muy sutil, pero es cierto que hace unos años hubiera sido casi imposible ver esa bandera en cualquier promoción o evento de este tipo (popular, deportivo o cultural). Entonces se usaba la bandera aragonesa. Era lo normal. Ahora, cada vez es más frecuente ver carteles como el que corona este post. ¿Cuándo se cambiaron las banderas?

Esta observación se relaciona con las identificaciones colectivas de la gente. Entre el 2005 y el 2011, los sentimientos de pertenencia que mostraba el CIS empezaron a cambiar. Para el año del 15-M, un 15% de las encuestadas se sentían «únicamente españolas», mientras que el «sentirse más aragonesa que española» ha ido a la baja, poco a poco. Y así vamos, ahogándonos poco a poco.

Que la CHA se presente con Más País refuerza todo esto. Más Errejón. Más España. Y todo se explica igual, desde el verbo desatado de Lambán hasta los que quitan unos carteles bilingües en Uesca (aplauso para la Plataforma Charramos Aragonés). Tiempos muy díficiles para los que hacemos pedagogía soberanista.

Las banderas…, esos viejos trapos. Algunos duelen, y huelen a las cadenas de siempre. ¿Volverán a cambiar las banderas?