Buscar

Aragonando

Blog aragonés de pensamiento anticolonial

mes

julio 2019

Francisca, la dignidad de Chanobas

A las luchas, a la historia colectiva, hay que ponerles caras, nombres y apellidos, fotos y frases, compromiso y acción. Cuando escribimos sobre la Dignidad de la Montaña, el fenómeno de la despoblación y la resistencia ante los pantanos, mujeres como Francisca emergen de manera silenciosa y contundente.

Emilio-Garces-Paca-Castillo-Janovas_EDIIMA20190719_0345_19
Fuente: eldiario.es

Francisca Castillo nos dejó el pasado 9 de julio, a los 92 años. Pudo ver cómo el pueblo volvía a la vida. Aunque nadie le pidiera perdón por el salvaje desalojo de los años ochenta. Ella y su marido, Emilio Garcés, fueron expulsados un 20 de enero 1984 por la Guardia Civil, dinamitaron su casa para que no pudieran volver. Llevaban resistiendo bajo amenazas dos décadas. En 2005 se desestimaba el proyecto, la CHE inició el proceso de reversión en 2008. Pero la herida estaba hecha, 400 personas expulsadas en su momento de Chanobas, Lavelilla y Lacort. La Solana desvertebrada.

Iberduero (ahora Iberdrola), el gobierno del PSOE, la CHE, anteriormente el dictador Franco y sus gobernadores. Ahora la burocracia administrativa. Todos cómplices de esta sangría.

Paca, la dignidad de un pueblo que no rebla. y que ahora busca confort en una rehabilitación, dolorosa por lo vivido. Para el Estado, hay víctimas de primera clase, y otras víctimas que se tienen que buscar la vida.

Nosotras, te recordaremos. Y no olvidaremos todo lo que sucedió.

Torno t’o PIR

He defendíu dende fa anyos o potenzial d’a cultura popular pa chenerar identidat aragonesa, y un exemplo prou vistero yera o Festival de Mosica y Cultura Pirenaíca -o PIR-. E ixo que os localismos pesan, y ye una pena per o potenzial que teneba iste evento.

PIR 2019

Feba tiempos que no puyaba ta iste chicot festival, a crisis prevocó un retalle en as programazions, anque ye zierto que antis de ixo, ya se veyeba desidia entre os organizadors. A verdat ye que tampó no me importa…, os tiempos han cambiau y agora disfrutar d’o PIR ye sozializar con chen d’o entorno que fa tiempos que no veyes u descubrir collas mosicals (Mosicaires, de Ribagorça; Alidé Sans, d’Arán…).

Con tot y con ixo, dende Esfendemos as Luengas se fa una critica prou enzertada d’a marguinazión de l’aragonés, en a suya varián chesa, d’os discursos publicos en a entrega d’o premio Truco. Os responsables locals y comarcals son d’o PSOE. O rechimen soziata leva en o poder muitas decadas y as suyas iniziativas en rilazión con a defensa d’as luengas propias son una mena de conzesions pa pillar poder.

Fuyir d’a banalidat, un vergel en tiempos difízils:

https://aragonando.wordpress.com/2008/07/04/la-aragonesofobia-del-pir/

https://aragonando.wordpress.com/2007/07/12/xenofobia-espanola-en-echo/

Drogas y clase trabajadora

Leyendo el fantástico libro La movida que te salvó, de Mariano Pinós (editado por Pregunta, en 2017), he llegado a los capítulos que narran los años noventa, cuando llegan las drogas de diseño al Estado español, y los protagonistas de la novela, hijos de obreros del extrarradio zaragozano, se lanzan a una carrera desenfrenada de trapicheos, música electrónica, evasiones y ambientes distópicos. Lo que estaba de moda. Cambios sutiles, ya que a través de esas rutas del bakalao, llegaría la estética neonazi para quedarse y competir, los cabezas peladas y la música militarizante … Para mucha gente era huir «del trabajo asalariado, el aburrimiento y la nada existencial», tal y como explica Ghost, el prota del libro. La droga como evasión. No se asociaba a gente chunga, los ochenta quedaban lejos. Era algo limpio y guay. Pero sólo en apariencia.

Y por supuesto, llegaron los terribles accidentes de coches, los vampiros diurnos, la «Coliseum», la cárcel para algunos. Todo muy referencial. Y las campañas contras las drogas totalmente desenfocadas.

autobús coliseum
Autobús de la Coliseum estampado en la Puerta del Carmen. 1997.

Este panorama es novelado en La movida que te salvó desde dentro de un grupo de raperos, hijos e hijas de trabajadores, generación del Baby Boom, la misma del que escribe este post. Todo entremezclado con los clásicos temas de la juventud: amor, sexo, proyectos, ocio. Un grupo de amigos, abiertamente antifascistas, que quedó roto en ese momento.

Las consecuencias sociales de todo esto ya las podemos conocer e intuir. Ha pasado tiempo pero en Aragón, para la gente que conoció esa época, el recuerdo nos lleva a conocidos cercanos que pasaron por esos ambientes.

Eran los noventa. Aznar y el PP al poder. La Thatcher hacía tiempo que había inoculado la hidra individualista y el falso deseo de las clases medias. Llegaban las ETT, la temporalización del trabajo, todo lo que tenemos hoy en día se coció en esta década, y ello explica los barros actuales. Como Chavs y Owen Jones. La estigmatización de la clase obrera y para muchos, una elección de fatales consecuencias.

Somos mayoría pero no tenemos la hegemonía.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑