En nuestro entorno anticolonial también hay noticias veraniegas que nos alegran la vista. En este caso saltó hace un par de semanas, Rubén destapaba un hilo en twitter sobre un turista indignado por descubrir que en el Pirineo aragonés existe una lengua propia, que además tiene cierta protección, como para que la comarca del Alto Galligo edite unos posters de patrimonio. Por otro lado, un tal Carlos Silva (de UPyD) con la misma monserga, en este caso en la ciudad de Uesca, al ver unos carteles de «ubierto/zarrau» en comercios, una herramienta muy positiva para socializar el aragonés (iniciativa de la OLA). Este es el nivel, gente muy tolerante, castellanocéntricos, unionistas, que defienden una Ejpaña intolerante en lo cultural, social y político, que persiguen humo vía lacitos amarillos o que juegan a aplastar desde su hegemonía cualquier atisbo que les rompa sus marcos mentales… Miau miau… un cartelico y un póster.  Eso sí, se destroza la convivencia exhumando los restos de un dictador.

ruben turistas

Me hacen feliz estos destapes, llevamos semanas complicadas en fablilandia, alguna cosa hemos escrito sobre el asunto, ya que el juego de tronos entre CFA-EFA-SLA & compañía sigue su curso, con microdisputas por las redes y una sensación de suma cero. Entre los del 87 y su rodillo, los del II Congreso y su matraca, y los neodialectales vía SLA, tenemos pequeños momentos que deberían hacernos pensar las líneas rojas… en este caso, los españolistas que niegan todo, da igual como lo resignifiquemos, y que si tienen oportunidad dejarán esto hecho un erial. Y a este paso, sin unidad, como el caballo de Troya… ¡Ya tú sabes!