No nací mujer para morir por el hecho de serlo. Preciosa frase en un cartel del instituto donde estoy currando. El 25N y todos los días del año. Son novecientas mujeres asesinadas en los últimos 14 años en el Estado español. Un problema gravísimo, ¿y si fueran ochocientos banqueros? Esa es la cuestión. El nudo del patriarcado que no cesa. Connivencia. Descaro. Y casos como el de “la Manada”. Pura rabia. Mujer, yo sí te creo. Te creo libre, insumisa, despierta, digna y viva. Las cadenas del sistema son pesadas. Un círculo vicioso que condiciona la violencia: el 80% de las familias monoparentales son mujeres. Y el 70% de los contratos temporales son adjudicados a ellas. Todo para ellas pero sin ellas. Despotismo y pleno empleo precarizado. Por eso, se plantea que el próximo 8 de marzo haya una huelga a nivel mundial. Del micromachismo a la vejación, de la explotación a la sumisión. Ellas, libres y combativas, nos guían.

PilaresLibresDeAgresionesMachistas
Foto de @PURNA_ARAGON