photo_2017-11-05_16-48-08
Camposanto de Villanueva de Xalón

Ayer volví a pisar la Celtiberia, aprovechando un acto de denuncia patrimonial de Puyalón. Hace un año y pico estuvimos constatando los destrozos patrimoniales y ambientales en Mularroya. Ahora tocaba insistir en una solución razonada para el destrozo de los arcos de la Plaza Mayor de Chodes; un espacio pintoresco que si estuviera ubicado en cualquier otro país europeo, seguramente estaría bien protegido de esos camiones que abusan de un galibo no permitido. La DGA propone una variante, pero los vecinos no quieren afecciones sobre la huerta del pueblo. Todo pasa por microgestiones.

También nos acercamos al pueblo abandonado de Villanueva de Xalón, despoblado en el año 1968. Una pena, por el paisaje y el abandono en el que se encuentra ahora. De hecho conserva una torre alminar mudéjar, que se va cayendo poco a poco, y unas yeserías del mismo estilo, casi únicas en la península, una joya, que se va agrietando, con humedades, expolio y ataques de personas que se dedican a jugar al paintball por este paraje. Menos mal que es Patrimonio de la Humanidad.

photo_2017-11-05_16-47-57
Yeserías mudéjares en un estado lamentable

Desde la DGA se ha decidido apostar por una identidad turística relacionada con el Pirineo, el modelo de éxito, olvidando que la Celtiberia también es Aragón. Pero tiene menos número de visitas y un aparente retroceso demográfico que la hace menos valiosa para Soro y compañía. En Aragón nos quejamos del poco peso que tenemos en el Estado; pues a nivel interno sucede lo mismo. Y eso que con pequeñas actuaciones, pueblos como Villanueva podrían ser rescatados del olvido.

¿Quién custodia el territorio? ¿quién debe vertebrarlo? ¿para qué pagamos impuestos? ¿quién decide sobre estas cosas? Soberanía ya.

Más info en Puyalón reclama una alternativa al paso de camiones por la plaza de Chodes.