Decir mucho con imágenes. Cuatro nada más. La memoria construye identidades y nos muestra el camino. El enemigo ya lo hace y selecciona la suya para mantenernos en la caverna. 1213, en Murèth, Aragón perdió la historia, Occitania, o el sueño transpirenaíco se fue al garete. 1591, se ha escrito mucho, pero la derrota aragonesa provocó un fenómeno de aculturación que seguimos pagando. 2012, Artieda, dignidad y resistencia. El régimen español nos sigue colonizando, y policial o judicialmente, aguantaremos. Mañana, día importante para el aragonesismo. Esperemos que la gente se implique y que los miedos y acomodaciones de algunos permitan construir un espacio nuevo: un Aragón anticolonial. 

Info: Por un Aragón libre.

 

 

Anuncios