CIMG8210

Ayer sábado pude visitar in situ la destrucción patrimonial realizada por la CHE en el paraje de Mularroya (Baldexalón), la entrada natural e histórica a la Extremadura aragonesa, la Comunidat de Calatayub. La sinrazón sigue su curso, y aquí en forma de construcción de una presa que servirá para trasvasar agua del viejo Jalón al río Grío, y así alimentar las ansias de plusvalias de multinacionales y parásitos de la agricultura. Un ecocidio más.

El valor cultural y paisajístico de la zona es impresionante. Parideras, oliveras ancestrales, azudes, hornos de cal, yacimientos prerromanos, restos de ventas carreteras. Todo ello en peligro por el despropósito interesado de la CHE, Acciona y la hipocresía del Gobierno de Aragón. La ermita de Los Palacios es el triste ejemplo de la barbarie, un edificio del siglo XII-XIII, que tenía yeserías mudéjares y pinturas en su interior. Llegar allí y comprobar lo visto en fotos, sobrecoge el alma. Y eso, que yo no soy paisano de la zona. Para los que me acompañaban, Manuel, Alejandro y Miguel Ángel, las sensaciones fueron otras. Desolación y rabia.

El doble rasero de algunos agentes político-sociales clama al cielo. Mucho turismo de interior y pocas actuaciones de protección. Averly en la picota. Actitudes de república bananera.

Info del tema:

Puyalón denuncia el derribo de la ermita de Los Palacios en L’Almunia.

Puyalón de Cuchas tiene el rigor que le falta a la CHE. 

Anuncios