Por segunda vez en su corta historia, la izquierda independentista aragonesa se presenta a unas elecciones. Esta vez, bajo la candidatura de Os Pueblos Deziden, la única coalición rupturista (es decir, anticapitalista e independentista), que aglutina a compañeros gallegos, asturianos, vascos, canarios y por supuesto, aragoneses.

Otra vez en unas europeas, como en 2009, con Iniziatiba Internazionalista, en aquella ocasión todo fue demasiado rápido, a pesar de la ilusión generada, y los cerca de mil apoyos obtenidos en Aragón. Cinco años despúes, las cosas han evolucionado, hay mejores estructuras, mayor visibilización y un mejor entronque con las luchas sociales. Creo que doblar votos es algo factible, 2.000 apoyos sería un éxito aceptable, aunque algunos hablen de triplicar.

Una candidatura rebelde e insumisa. Que no desea el bipartidismo. Tampoco la burbuja sectarista de IU (en la cresta de la ola). Que observa la debilidad ideológica de CHA. O el extraño ciudadanismo de Podemos. La cuestión es poder decidir. No el parlamento europeo ni la lucha de egos electorales. Veremos que sucede.

 

Imaxe

 

Anuncios