Tras un tiempo de parón volvemos con fuerza. Temas hay. De todos los tipos. Es cuestión de ir sacándolos. Podemos empezar por debates anticoloniales. Internos, porque de los externos ya habrá tiempo. El pasado Día Nacional, San Jorge, no había gran cosa que celebrar (como defiende Puyalón de Cuchas), pero me llamó la atención un reportaje que publicaba el Altoaragón sobre el futuro del país. Diferentes agentes sociales y políticos desgranaban su opinión. El de CHA, José Ramón Ceresuela (secretario territorial del Alto Aragón) postulaba un extraño optimismo, en el que además afirmaba que “somos positivos siempre con Aragón y y con España”.

En fin. La Cha ha cambiado mucho. No es lo que era. Pero siempre se espera más del primer partido institucional del aragonesismo de izquierdas. Si Gaspar Torrente levantara la cabeza…, a alguno lo encorrería a gorrazos.

Anuncios