Para la reflexión, lo leí hace un tiempo en un grupo de Facebook, así que no tengo la fuente exacta. Lean y piensen…
“Si los bienes públicos -los servicios públicos, los espacios públicos, los recursos públicos- se devalúan a los ojos de los ciudadanos y son sustituidos por servicios privados pagados al contado, perdemos el sentido de que los intereses y necesidades comunes deben predominar sobre las preferencias particulares y el beneficio individual. Y una vez que dejemos de valorar más lo público que lo privado, seguramente estamos abocados a no entender por qué hemos de valorar más la ley (el bien público por excelencia) que la fuerza.” Palabras de Tony Judt, un defensor inteligente del capitalismo.
Anuncios