El domingo unas 2.500 personas (según organizadores) y 1.000 según la prensa del sistema, salimos a la calle para plantear un cambio de modelo económico para el territorio. La reciente creación de la Red de Colectivos de Aragón es una gran noticia para el país. Coordinar esfuerzos y luchas, bajo un prisma sin significación política. Aunque a la hora de la verdad se visualizaban aspectos de economía política. Banderas de Aragón autodeterminísticas, determinados cánticos, el país en esencia, un escaparate de denuncia del desarrollismo colonizador. El concepto de red no es nuevo, hace unos años se planteaba algo similar (vía Chobenalla), la Xarxa Sozial Aragonesa para articular a personas y proyectos con algo de sensibilidad nacional, aquello no cuajó, en una época complicada de frentismo y dialécticas muy agresivas. Del movimiento a la xarxa, sin perder la esencia. Hay que aplaudir la iniciativa porque tiene muy buena pinta.

Anuncios