Mi corta experiencia docente no me permite aún sentarme con tiempo a valorar lo suficiente los contenidos que doy en clase, los libros y recursos que se utilizan y las capacidades de los alumnos. Hoy quiero hablar de 2º de la ESO, curso en el que entra la Edad Media y la Moderna, la época de oro de Aragón. Los alumnos a esta edad tienen muy poco desarrollado el discurso crítico y sus referencias en historia son escasas (en general). Aparte de exponer continuamente ejemplos sobre Aragón uno trata de introducir una “pica en Flandes” planteando retazos de historia del país, sobre todo para que comprendan varias ideas-clave: 1) Aragón fue una nación con un pasado importante; 2) España no existía como tal, era un conjunto de reinos y territorios; 3) la historia siempre oculta momentos interesantes que pueden motivar a algún alumno. Así de simple, lo demás es complicar la vida al alumno y que al final no se entere de nada. Este año han hecho una exposición oral en clase sobre uno de los reyes de la Casa de Aragón hasta Fernando el Católico, se apoyarían en un power point, y a partir de ahí hilaríamos la historia propia de la Corona de Aragón. No ha salido mal porque hemos podido ver en clase aspectos bastante interesantes de nuestra historia: los fueros, el poder de las cortes aragonesas, la expansión mediterránea, la pérdida occitana, las no-uniones con Castilla. Todo muy ligerito pero de eso se trata. Un poco de jarabe en su justa medida.

Anuncios