ME PASARON ESTE TEXTO POR CORREO ELECTRÓNICO. INTERESANTE REFLEXIÓN MÁS ALLÁ DE LA OLLA PODRIDA CAPITALISTA:

Gracias, controladores, gracias tecnoburócratas, pues vosotros y vosotras, imagino que sin saberlo, nos habéis ayudado a demostrar a todos, que cuando una persona tiene unos conocimientos o habilidades que son imprescindible para el funcionamiento del capitalismo, éste no tiene más remedio que negociar. Pero eso, nosotros los trabajadores sabemos que no es así,  pues para algo están los esquiroles.  Así que esta vez, os han mostrado los límites del sistema y el limitado poder de vuestra subclase (ya ves, amigo Joaquin, por muy sofisticados que sean los conocimientos que ellos posean, se los pueden arrebatar y lanzarlos al basurero de la historia. Al final no es sólo cuestión de conocimientos o economía la lucha de clases, sino también de la voluntad y de la cultura de resistencia. Y en estos momentos ha sido destruida y eliminada de la vida cotidiana del gente común). Así, que ya han visto los controladores la única cara del capital, ese que ellos tan bien gestionan en el mundo aéreo. Si no trabajáis (no ofrecéis al sistema vuestros conocimientos especializados y además como no es tan fácil encontrar esquiroles) por las buenas, lo haréis, como lo estáis haciendo por las malas a punta de pistola y amenazados con la cárcel.

El capital ha mandado la caballería. ¡Y sin dudarlo!. Hoy contra vosotros, mañana contra quien se atreva levantar la voz. Pero lo más grave y peligroso es que lo han hecho con el aplauso de los medios de comunicación del capital, con el apoyo de todos los analfabetos metidos a tertulianos y con todo el arco parlamentario dispuesto a liquidar a todos los indios!! Y lo que es más triste con el apoyo de la opinión pública que pide mano dura, vamos que pide que los fusilen si hace falta. Desde el millonario que viaja en primera, hasta el último tuercebotas que no ha viajado en su vida porque le pasa como a la mayoría de nosotros, que no tiene dinero, hasta el tonto del bote que repite como un mono amaestrado (que diría el eterno Gramsci) lo que desde los altavoces del gran hermano orwelliano no cesan de repetir incansablemente, torticeramente… miserablemente.

Gracias a vuestra acción (autoinmolación o suicidio) hemos podido ver de qué pasta está hecha la sociedad española, capaz de criticar a unos trabajadores (sin conciencia de clase trabajadora pero si de tecnoburócratas) con unos sueldos ciertamente estratosféricos, comparados con los que ganamos la mayoría –pero conseguidos por su unidad como grupo y por su capacidad de lucha u negociación, bueno y por la aceptación de los gobiernos del PP y del PSOE– pero no decir ni mu, por lo que ganan empresarios, banqueros, políticos, tertulianos, presentadores, famosillas o los futbolistas!!

Gracias por demostrarnos que el estado no duda, que el estado no pierde jamás un pulso y que si lo pierde de forma democrática, ya sabemos todos lo que hará -aunque como dicen algunos abogados es ilegal-, pues para militarizarnos hay que declarar el estado de excepción ese que el criminal Francisco Franco declaraba cada vez que los aguerridos obreros asturianos, vascos o catalanas nos poníamos en pie de huelga.

Gracias porque vosotros, suponemos que sin saberlo, nos habéis dejado ver como estos militares que ocupan hoy las torres de control,  no son nuestros capitanes de abril, nada tiene que ver con aquellos militares de primera categoría humana, portugueses; aquellos de “O povo é quem mais ordena” [El pueblo es quien manda]!!. Vosotros, que ni sabréis de que estoy hablando, habéis sido nuestra Radio Renascença, ahora ya nadie puede llamarse a engaño, ante una huelga de metro, trenes, autobuses, profesores, médicos o de lo que sea… o cedes o militarización y cárcel.  Han caído todas las vendas, pero sólo las de los que sabemos de que hablamos, el pueblo sigue en la inopia más absoluta y nosotros sin capacidad de mostrar que el capital no nos salvará jamás, pues él se salva a sí mismo y se salva destruyéndonos a nosotros, a los nadie, a los que nada tenemos más que nuestras manos y nuestra inteligencia para alquilar.

Gracias, a vosotros y vosotras, estamos viendo que deriva lleva este capitalismo en crisis, como vamos hacia una democracia autoritaria y con unos medios de comunicación a su servicio dispuestos criminalizar toda disidencia por muy democrática que esta sea y por muy justas que sean las reivindicaciones. Una democracia del capital y la metralleta. Una democracia que es capaz de recurrir a la fuerza y que ve como el pueblo nada dice sino todo lo contrario; aplaude a rabiar, como podemos ver y oír en todos los medios de comunicación es el paso hacia una dictablanda que puede desembocar en cualquier cosa cuando los que manden sean los hijos y nietos de los criminales franquistas que gobernaron España a punta de pistola y tiro de gracia.

Gracias también por ayudarnos a que en las páginas de información alternativa y anticapitalista -si esas que cerrarán cualquier día, diciendo además que lo hacen para garantizar la libertad de expresión- se haya producido un debate sobre lo que es y lo que no es clase obrera y hayamos podido introducir el concepto que os define el de la tecnoburocracia.

Gracias, y no lo digo con alegría, a vuestra alocada y autodestructiva acción (ahora tecnoburócratas, os machacaran y os irán sustituyendo poco a poco y con el apoyo de la opinión publica  y si os resistís a la cárcel), sin saberlo, nos habéis ayudado a los que decimos que la democracia a la española, no es tal democracia y así poder retomar nuestro discurso de dignidad y entereza para decir a todo el mundo que tengan claro que estamos en momentos muy peligrosos para los hombres y mujeres que amamos la libertad, la democracia y la justicia social.

Anuncios