Bajo efluvios psico-identitarios llega la españolización vasca a través de las selecciones españolas. Hoy juega la de baloncesto en Vitoria contra Lituania, 22 años después de su última aparición. La de fútbol no juega en Euskadi desde 1967. Fervorosos esperan ese elixir de “normalidad”, como le gusta decir al transitorio Patxi López, de hecho en noviembre de 2009 el parlamento vasco (PSE, PP y UPyD) pidió que jugase la selección de fútbol en suelo vasco. Y también la Vuelta a España tendrá etapas para el 2011. Así están las cosas. ¿Y quién dice ahora que sólo es deporte, no política?

Anuncios