La Expo trajo 2 millones de visitantes a su recinto. Con esta proyección, los gestores del acuario fluvial de Zaragoza preveían unos 150.000 visitantes al año. Nada más lejos de la realidad. En el 2009 se registraron 90.000 visitas, lo que sólo permite hacer frente a los costes propios de explotación y mantenimiento. Para este 2010 pretenden llegar a los 120.000 visitantes, y para eso han traido monos titíes de Geofroy (del Amazonas), especie amenazada por la contaminación y la deforestación de la selva. Menos mal que era el acuario FLUVIAL más grande de Europa. Eso sí, el 51% de sus visitas son nacionales, el resto vienen del estado español (35%) y un 8% de fuera del estado. Así están las cosas. Garrulismo y proyecciones de cartón piedra al poder.

Vía / “Los iconos de la Expo. El acuario rediseña su plan comercial para sumar 120.000 visitas al año”, EPA, 12.06.10.

Anuncios