– Porque están esperando a que me quiera ahorrar el dinero que me descontarán para llamarme “solidario” y apuntarme en la lista de los que están de acuerdo con ellos.

-Porque si no conseguimos hacer una demostración de fuerza van a seguir aplicando recortes sociales “sin despeinarse” y con el descaro de autoproclamarse grandes estadistas capaces de tomar medidas tan duras.

– Porque soy ciudadano de un Estado que tiene la experiencia de haber estado gobernado durante muchos años por gentes que nadie voto, y me niego a ser gobernado por el Fondo Monetario Internacional o por Obama (Nunca he sido convocado a unas elecciones en las que se presentara esa gente).

– Porque las medidas que van a empezar a aplicar van destinadas a tapar el agujero que han hecho a nuestra economía para salvar a la banca y a las grandes empresas, sin pedirles nada a cambio. Mientras ellos siguen teniendo beneficios, la factura se la pasan a los trabajadores y jubilados.

– Porque aunque tapen el agujero con mi dinero, entre el recorte a los trabajadores públicos y la gran cantidad de parados que tenemos, no se va a mover ni un euro por la calle. Así van a hundir a un montón de pequeñas y medianas empresas y van a aumentar las listas del paro.

-Porque ya es hora de que los empleados públicos (docentes, sanitarios, administrativos, bomberos, basureros, etc.) le digamos al resto de la sociedad que somos trabajadores como todos, que tenemos derechos, y que lo que más nos diferencia del resto de los trabajadores no es la estabilidad, es que en las épocas de bonanza económica, nosotros seguimos cobrando lo mismo, y no nos hacemos ricos.

– Porque esto no acaba con unos recortes de los sueldos, seguirán más recortes que van a afectar a los servicios públicos y aumentarán las privatizaciones que acabaremos pagando entre todos.

Anuncios