En esta tercera parte de las perspectivas del independentismo aragonés recogemos el documento político presentado por Puyalón el pasado 6 de noviembre. Se trata de un texto, fresco, de rápida lectura y que sujeta unos objetivos interesantes. Dividido en varios apartados, pivota sobre el trabajo que se ha hecho y el que pretende hacer el BIC y sus organizaciones. Una hoja de ruta que pretende desarrollar organizativamente una alternativa como movimiento social e identitario. Aspecto que pasa por minorizar la invisibilización del soberanismo aragonés, atacando a la clase política aragonesa, definida como regionalista y neoliberal. El programa de actuación pasaría por abandonar los Espacios de Resistencia, movilizando apoyos para demostrar que hay alternativas al capitalismo. Dentro de este marco, Puyalón critica la resignificación de las identidades de género como forma de mantener la hegemonía masculino-patriarcal. También apuesta por una Europa en la que la clase trabajadora se libere de modelos económicos suicidas, y por supuesto exigiendo el derecho a disentir (contra la represión de los movimientos sociales), el derecho a poder hablar (en aragonés y catalán), y el derecho a decidir libremente. El documento acaba con una defensa del territorio (alineándose con el discurso ecológico del decrecimiento) y del antimilitarismo (muy encendida, dadas las circunstancias en Aragón). Buen texto, con mucha fuerza interpretativa. 

Anuncios