Os paso un texto que tenía perdido por una carpeta de mis tiempos de universitario (hará una década), justo cuando empezaba a cuestionarme el estado de las cosas llamado Ejpaña y esa versión nacional del terruño. Leído queda como bruto y simple, pero esas ideas están ahí y prefiero colgarlas para el libre acceso de todo el mundo, a que duerman el eterno sueño de los olvidados.

———————-

Keating propone dos tipos de nacionalismo: el étnico y el cívico. Viendo las características de cada uno de estos, elucubro que el Reino d’Aragón (como ente histórico) fue el primer “nacionalismo” cívico de la historia. Me pueden acusar de planteamiento anacrónico pero la realidad es innegable: en plena Edad Media se crea una sociedad multidiversa y polifuncional, en la que se logra imponer el “Bien Común” para el progreso político. Esta esencia cívica sobrevive a lo largo de los siglos, multitud de manifestaciones lo demuestran (el Justicia, la confederación, fuerte espíritu honrado).

Anuncios