Ayer el programa “Tengo una pregunta para usted” dejó muy clarita la visión de Ejpaña de don Mariano Rajoy. Eso sí, aderezado por una supuesta y corregida pluralidad de preguntas que en ningún caso reflejaban más allá de esa visión folclórica y divertida del Estado español. Balones fuera, nos habló de la ley de dependencia, del aborto (de forma confusa, la señora que preguntaba quería “reformar” la ley actual a peor), de inmigración a la gallega y de sus alternativas a la crisis (echando la vista atrás a 1996). Neoliberalismo aderezado con buenas dosis de patriotismo banal. Ejpaña es grande por el aceite y el vino, a pesar de que la OCDE la pone a la cola en los estándares de educación. Y ese maravilloso cambio en Euskadi para “acabar con ETA”, pensaba que desplazaban al PNV. Debe ser la primavera. Cínico como pocos, con esa mueca cretense, volvió a sacar el discurso del trasvase, del agua para todos y la Rudi que se arremangue, que el botijo va a petar. La patria y sus esencias. Lo que nos queda por sufrir.

brunete_mediatica

Anuncios