No creemos que el catalán y el llamado aragonés constituyan un sistema lingüístico unitario en cada caso. (…) El aragonés es un invento artificial y no ha sido una lengua materna de ningún aragonés.

Vía  /  “La DPZ frena una moción del PP para que sólo sea oficial el castellano”, El Periódico de Aragón, 07.07.01

 

Estas brillantes palabras son de Luis María Beamonte, cuando era portavoz del PP en la Diputación Provincial de Zaragoza. Han pasado casi ocho años de aquello, con el contexto de un anteproyecto de Ley de Lenguas de Aragón. Como tal vez nos acerquemos a otro debate similar, habrá que ir refrescando la memoria de las estrategias anticoloniales, ya que los Hipólitos, Fachaos y demás parafernalia vomitan opiniones similares, que pueden terminar con la peligrosidad de los nacionalismos para crear problemas donde no los hay (jejeje). La unidad inalterable de su castellanocentrismo termina con las perlas de la globalización, el valor imperial del inglés y el sobrecoste para la administración. No les dolerán prendas para otras cosas.

Anuncios