Los años de nieves, en los que las estaciones de esquí se llenan, son muy dados a elucubrar, disponer, proponer y legitimar el discurso desarrollista y ecocida sobre nuestras montañas. Volvemos con la eterna unión de Astún y Formigal, tal y como expresaron hace un par de semanas (ver “Jacetania y Alto Gállego reclaman la unión de las estaciones de esquí de Astún y Formigal”, Heraldo, 19.02.09) los presidentes de las dos comarcas afectadas (Alfredo Terrén y Mariano Fañanás) (ambos socialistas de verdad) y que a Aramón le viene que ni pintado. Años atrás ya fue paralizado un proyecto similar, gracias a un fuerte movimiento social y montañero. Entonces era por Izas, ahora quieren asesinar Canal Roya. Poco les importa el entorno natural del Anayet, que se encuentra inmerso en el proceso de declararlo como parque natural. Ellos al raca-raca de los dominios esquiables y sus perricas sustanciosas. La gallina de los huevos de oro. Una luita más en el país de la majadería, Suizaragón abre sus puertas.    

Anuncios