Hace poco se sugería la posibilidad de comentar algo sobre el modelo de movimiento de lberación nacional que se ha de trabajar en Aragón (Comentarios en Un año de asambleas, 29.12.08). Algunos hablan de “copiar” algo similar a KAS (Coordinadora Aberzale Socialista), que surgió a comienzos de los años ochenta; una estructura piramidal que tenía como vanguardia a ETA-m (es decir un grupo armado como lanzadera de su liberación), más luego unas organizaciones coordinadas a distintos niveles, con HASI (para globalizar las actividades de masas), los Comités Patriotas Socialistas (ASK), que aunaban las distintas luchas sectoriales (gestoras pro-amnistía, asambleas de barrio, comités anti-nucleares, asociaciones por el euskera…), el sindicato (LAB) y el movimiento juvenil (Jarrai). Una ponencia de 1983 defiende la idea de un bloque dirigente monolítico, sin fisuras, para evitar la descohesión. Herri Batasuna era una parte más, pero como partido de unidad popular que recogería el voto de este MLNV. Con el tiempo KAS fue evolucionando, ya en 1996 las organizaciones sectoriales dejaron de formar parte de la coordinadora. KAS como alegal, el movimiento como idea, una producción teórica mínima y una gran habilidad organizativa, con el objetivo de aislar a su gente de la represión legal.

Fuente: Francisco LETAMENDÍA (1997), Juego de espejos. Conflictos nacionales centro-periferia, Madrid, Trotta, p. 319.

Independentismo aragonés y su estructura. Alejados de la realidad social e identitaria de Euskal Herria, el BIC puede llegar a funcionar (ya lo hace) como una coordinadora. Quizá haya que crecer territorialmente y expandir pretensiones hacia colectivos sectoriales (ecologismo, lenguas, derechos civiles). El riesgo de ser una tribu más está ahí. La estrategia de la doble vía también, aunque no parece que vaya a utilizarse por ahora (recelos en una batalla de grupos pequeños, otras prioridades…). La asturianización ya se está produciendo (EA, BIC, TA, AE, MLNA). El tiempo pondrá todo en su sitio.  

Anuncios