Leo un interesante artículo de Fernando Vallespín (“Un Estado federal incompleto”), que defiende la necesidad de completar los instrumentos políticos para equilibrar los recursos económicos, que van al alza en las Comunidades Autónomas. Fernando se lamenta de no tener un senado como cámara de representación territorial, para así dar legitimidad al multilateralismo institucional. También comenta la ruptura del binomio gobierno-oposición, ya que autonomías como Madrid han llegado a un buen acuerdo, siendo del signo contrario al del gobierno. Lo que más rabia le puede dar a Vallespín es la falta de cultura federal o “federalismo cooperativo”. Supongo que la PPSOE siempre se afirmará en lo suyo, defender el centro, y los nacionalismos periféricos conciben y reivindican sus trozos de Estado como naciones con derecho a decidir (deslealtad lo llama el articulista de El País). También habrá que concienciar a la gente, sobre quién gestiona mal una competencia o dónde hay dejadez. La CHA camina, se reafirma en este modelo de Estado federal, ¿se cumplirán sus sueños?

Anuncios