Quedan 3 días para un histórico derby nacional, esperado desde hace 58 años, imprevisto por la historia, tanto del Real Zaragoza como de la S.D. Uesca, pero que al final ha llegado. La fiesta del fútbol aragonés, así se está definiendo desde determinados estamentos. A todo esto tenemos el típico pique localista de toda la vida entre vecino pequeño y capital grande. El famoso fatos contra cheposos. Alentado de forma un tanto perversa por el principal medio de comunicación escrita de Uesqueta. Los espejos deforman la realidad y hay pocos espectáculos como el fútbol donde la visceralidad enloquece hasta extremos vergonzosos. El pique es el pique: como un Betis-Sevilla, Barça-Espanyol, Juve-Torino o PAOK-Aris. Lo ideal, en nuestro pequeño mundo anticolonial sería que ambos equipos salieran al campo bajo un lema: Selecciones Aragonesas Ya. Aún queda mucho y los colonos, banales y demás familia, disfrutan más con reyertas regionalizantes que impulsando una verdadera fiesta de solidaridad nacional.  

imagenes_61fd12315c430f6be417d284353049d1 

Anuncios