En la encuesta sobre usos lingüísticos en las instituciones de Catalunya 2007 (elaborada por la Secretaría de Política Lingüística) se ha puesto en evidencia que los organismos dependientes del gobierno estatal son los que menos usan el catalán. Sólo el 43% de los documentos de difusión externa (servicios y productos) lo son en la lengua nacional, mientras que un 69% de las comunicaciones externas a usuarios y asociados se hacen en castellano. Por el otro lado, la Generalitat llega al 94% en lo que son comunicaciones escritas personalizadas. En resumen, el catalán mejora pero tiene bastantes carencias en cuanto a su normalización en los órganos coloniales por excelencia.

Vía  /  El català, assignatura pendent de l’administració del’Estat.

Aquí en el país de las piruletas, res de res, que dicen nuestros queridos vecinos. Ni la administración periférica ni la nacional (puñeteramente autonómica). El aragonés y el catalán, para la intimidad. Pa’l caso patatas. Tenemos una casta política que nos ha robado la identidad. Y unos pillos secuaces que hacen de Premios Nobel tratando de inventar la rueda: la unidad lingüística afecta a las variedades locales. El secesionismo de PAR, PP, Facao, Plataforma NHC, algunos del PSOE, etc, etc. Ni el portal del gobierno aragonés tiene una presentación en fabla o català. ¿Pa qué? Aquí la periferia se marginaliza y el centro que chupe y chupe. No sea que nos lo roben.

Anuncios