Ya que es domingo hablaremos un poquito de la noticia semanal. Como leo en El Barzal, “me alegro de que se vaya Bush de una vez, y también que haya ganado lo menos malo”. Barack Obama ya es el nuevo presidente de la Tierra (y de los americanos y americanas). Así son las cosas: 364 delegados frente a 172 de los republicanos (casi nada). Se habla y mucho de la importancia de este triunfo, como culminación de las luchas por los derechos civiles en EUA. Buena prensa tiene Obama en Europa, un continente que no suele aplicar demasiado bien el relativismo cultural: algunos como ZP ya ven a Barack como nuevo líder “progre” y que defiende la multilateralidad (jejeje). Pero su patriotismo americano, esa obsesión por la unidad de la nación más libre (sarcasmo), está ahí. No hay más ciego que el que no quiere ver. Y el siglo XXI será el de China, por muy demócratas o republicanos que nos pongamos.

Anuncios