Moratinos alias “Desatinos” es un crack o un mago bien perverso. Estuvo en Tiflis el pasado fin de semana y llegó a decir que España no tiene problemas de separatismo. El buen gobierno, o manipula o no vale para nada, como lo de la desaceleración-ajuste-recesión para referirse a la crisis económica. Menuda jeta tiene el Ministro de Exteriores, “hay una total unidad y una organización territorial que funciona muy bien”. Todo esto haciendo de estadista en la cuestión de Georgia y su integridad territorial, rechazando la independencia de Abjasia y Osetia del Sur.      

Bien se vale que los problemas crecen. Pero es un ataque a la inteligencia el pensar que no hay un problema (conflicto) de carácter nacional en el Estado español, y que hay planteamientos separatistas (mejor dicho, independentistas, emancipatorios o soberanistas) en algunas naciones sometidas por el Estado que paga a Moratinos. Planteamientos muy fuertes en Catalunya o Euskadi, y ahí está en Galiza, Canarias, Asturies, Andalucía o Aragón. Así son, los magos del balón, no ven la realidad por dura que sea para ellos. Y así es muy difícil hablar de democracia, pluralismo y respeto.

Anuncios