¿Y ahora qué?

Una lectura tragicómica del asunto en Sobre gustos y colores.

Anuncios