La verdad es que suelo leer de refilón las noticias relacionadas con la Expo, repetitivas, con mucho autobombo, fotos con cartelitos del “turista ¿8 milllones?” ─esto es bromita, jajaja─. En fin. Pero el sábado 6 (fuente: El Periódico de la Expo), me hizo gracia una frase del artista italiano Renzo Arbore. “Es dífícil ser patriota italiano hoy”. Sí, es verdad, un Estado reconocido y reconocible en todo el mundo, con su cultura, historia, hitos y mitos es invisible. Es un patriotismo difícil el suyo. Que pregunten a sardos, tiroleses, occitanos u aostanos (ejemplos tengo, para mí no quiero). El nacionalismo banal tiene estas cosas, sea español o italiano, que en el momento que le sale un granito, al médico llorando. Y nosotras, con la rabia encima.

PD: felicitats als catalans per la Diada. El Joze Montilla va regalando declaraciones perlitas:

(…) El PSC no aceptará la imposición de un mal acuerdo e insistió en que el compromiso de su partido con Cataluña (sic) está por encima del compromiso con el proyecto socialista español (El Periódico de Aragón, 06.09.08).

¿Le sentará mal la nocilla? ¿aprenderá Marcelí la lección? ¿seguirán los partidos aragoneses tan pervertidamente constitucionalistas? ¿porqué la Expo es un espacio tan banalmente patriótico? Refrán japonés: A UN PAÍS DERROTADO LE PUEDE PASAR CUALQUIER COSA.