20 días después de la concentración antitaurina oscense, recupero un pequeño momento festivo que sucedió en el Jai Alai (sala de conciertos de la Peña Alegría Laurentina) el 11 de agosto. Actúa Reincidentes, mítico grupo de rock radikal estatal. Con su tema “Grana y oro”, canción antitaurina donde las haya, ante un público entregado, que unas horas antes participaba de la masacre diaria de animales en las fiestas de San Lorenzo. Tal es el ser humano, tal es su contradicción. Disfrutando del sufrimiento, la enfermedad humana no conoce límites. Animales inocentes, sadismo a borbotones, espectáculos asesinos. 20 días después y en la plácida Uesca aún se recrean con la dignidad (sic) de la fiesta (sic) nacional (sic). Vergüenza de feria, malos toros, malos toreros. Mucho palo y poca escoba.

Anuncios