¿Cuánto ha cambiado Aragón desde 1976?

Ha sido un cambio estupendo. España era el país de la represión y ahora es la libertad y el progreso. El Pirineo francés ha ido a peor y es un territorio envejecido, dormido. Pero no me importa, me siento español y francés, soy pirenaico. El Pirineo no es una frontera, sino un hermoso país.

 

Como si pides en un bar una ración de calamares y te traen una sopa bien fría. Así me deja la respuesta de Alain Cazenave-Piarrot, presidente de Creloc (el comité que reclama en el Estado francés reabrir el Canfrán), en una entrevista en el Heraldo de España (01.03.07). De Occitania ni hablamos.

 

PD: post dedicado al soriano errante desde su retiro en la Ribagorça.

Anuncios