La independencia es posible, viejo eslogan que en nuestro país defiende el partido Estado Aragonés. Los contrarios a ella, es decir defensores de la soberanía del estatus actual (en nuestro caso el español) esgrimen mil argumentos en contra de esta legítima y democrática posibilidad. Hablemos del Día Después, como hace Félix De Azua (“Sobre las ruinas del siglo pasado”, El Periódico de Aragón, 21.10.07), arrepintiéndose de su pasado comunista, otorga un fin totalitario a este tipo de objetivos, escandalizado por el día después, preocupado por esa mitad de vascos y esos dos tercios de catalanes que se sienten españoles. De Eslovaquia a Chechenia sólo hay un paso. Nuestro querido Félix, remueve todo para que nada cambie, porque los tanques los pone la sacrosanta Constitución.   

 

Post dedicado a Sozialista, cuyo eterno sueño bloggero ha de llegar a su fin.

 

Y aquí un complemento para que Félix De Azúa se incomode intelectualmente:

El 52% dels catalans votarien a favor de la independència

Anuncios