Ando justico en el acceso a la red de redes. Virus informáticos, malignos y tal vez algo ejpañoles.

Todo esto no quita para las reflexiones de siempre. Deconstruyendo la cruda realidad. Resulta que Heraldo de Aragón juntó en una misma mesa a Marcelino, el presi de Expoagua (señor Gistau), dos catedráticos de la universidad (una de letras y otro de ciencias) y a Fernando Arcega. Con Guillermito “Jacobino” Fatás presidiendo el acto. La cosa era hablar de los retos de futuro de Aragón. En ese 23 de abril tan especial, el último antes del fin del mundo (Imperio Fluvi). Como siempre los mismo tópicos neodesarrollistas: somos el centro de un hexágono con una población de 30 millones de habitantes, hay que superar los intereses localistas, comunicaciones mejores con Francia, potenciar el valle del Ebro (Zaragón), ¡entalto el sector servicios!, la fuga de cerebros, la Expo como espejo para inversores… Nada nuevo bajo el sol.

 

Anuncios