CHA se encuentra con un grupo parlamentario reducido y un grupo pequeño en el Ayuntamiento de Zaragoza. ¿Qué tiene que hacer ahora?

Pues volver a empezar. Tiene que volver a la calle. Yo creo que CHA, por estar en las instituciones, ha dejado la calle. Y tiene que volver a la calle, a las asociaciones de vecinos, a los barrios… Hace cuatro años sacamos en el Actur el 19% de los votos, y ahora resulta que nos ha pasado por encima Rosa Díez. Eso es un problema que nos tenemos que plantear. ¿Qué ha pasado, que nos hemos alejado tanto de la gente como para que la zona de mayor cantidad de votantes nos haya abandonado y se haya ido con Rosa Díez, que no sabe nadie qué es lo que ofrece, que ofrece fundamentalmente antinacionalismo? Chunta Aragonesista tiene que aclarar cuál es su posición y saber claramente que en Aragón hay muy poco nacionalista, unos 25.000 creo que han votado. Entonces, o se intenta hacer un partido con estos 25.000 nacionalistas o un partido de izquierdas con raíz popular y que vuelva a lo que empezó siendo, de movilización y de estar en los sitios .

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=395402

Labordeta el estadista añade su granito de arena a estos tiempos de crisis y reflexiones en el nacionalismo aragonés. Según José Antonio, en Aragón hay, como mucho, 25.000 nacionalistas. Y todos votaron a la CHA. Una Chunta que ha dejado de ser un partido de izquierdas con raíz popular. Aún quedarían unos 12.000 votantes más por depurar. No lo entiendo. Debemos vivir en países paralelos, o hay más votante nacionalista. Perdón, ¿será aragonesista? El que se quedó en casa (en mayo de 2007 y hace una semana), el soberanista, el del voto nulo. Somos pocos pero no poco. Labordeta se equivoca, porque lo que más daño hizo a la CHA fue su extraña actitud pro ZP, el votar en contra del Plan Ibarretxe, el sentirse más cómodo con el PSOE que con Nafarroa Bai. Y luego entrando en el juego de criminalizar a Chobenalla. Y apoyar la Constitución Europea. Contrato utilísimo entre Chunta y Labordeta. Y encima, la renovación ha llegado tarde y estar en Aragón al lado de ERC es casi una traición. El síndrome de Estocolmo llega a todo el mundo: Labordeta apuesta por volver al PSA ya que el exacerbado nacionalismo de CHA ha tenido un coste electoral. Aquí algo falla.

Labordeta dixit: «aquellas imágenes [habla de Teruel] me emocionaban de tal manera que un día, siguiendo la senda de los Pacos Ibáñez y compañía escribí una canción dedicada a ese paisaje. Se titulaba Las Arcillas e intentaba, dentro de la sencillez de su estructura refrendar el paisaje y, al mismo tiempo, mostrar la realidad de una sociedad que huía del hambre rural e iba en busca de aquellos Polígonos de Desarrollo que acabaron con eso con lo que la derecha se llena la boca que es la palabra ESPAÑA, como si los demas fuésemos chinos. (en Aragón Rutas, p. 7) 

No comentaré nada al párrafo en negrita. Es muy claro. Y en relación con el post, para Labordeta la única CHA posible será dentro de la izquierda regional. Y no sólo para la CHA, sino para el nacionalismo aragonés en general, el que se quedó en casa.