Reflexionemos sobre lo escrito por Sozialista, esa amarga desorientación del voto soberanista, ese ¿qué coño hago el 9 de marzo? Te fijas en otros países y te das cuenta que el nacionalismo ocupa el centro político y social (Catalunya o Euskadi); cuando su identidad nacional se siente amenazada, cierran filas, con el corazón y la cabeza. Aquí no pasa. El trasvase no es un resorte de la reivindicación nacionalista, se ve lejano a pesar de que ocupa un lugar importante en los debates de la PPSOE. De Borrell a Jaume Matas: hay que tener memoria histórica. Gran Scala tampoco parece una amenaza, ¿será la desinformación? En este país, hasta el centro (ideológico-político) está colonizado.

Los expertos en encuestas hablan de otro centro. El electorado de centro. Jejeje. Es un juego entre PPSOE: un 5-10% de sus seguidores son susceptibles de serles infieles, y pueden acabar votando al rival. Cruel destino el de la indefinición. Otros afirmarán que el centro tiene más que ver con las formas, la moderación, el famoso talante. El Estado español es socialdemócrata según las encuestas sociológicas. ¿Y la pluralidad nacional no ocupa ningún centro?

Anuncios