Una cosa es perseguir al que usa armas y otra la libertad de opinión. Llevamos unas semanitas oscuras, ilegalizado ANV, la ejecutiva de Batasuna intenta reestructurarse y ¡zas! Al PCTV le quedan cuatro telediarios. La Ley de Partidos sigue aplicándose con firmeza y fiereza sobre la izquierda abertzale. Baltasor Garzón delante. Nos hemos pegado 4 largos años con un supuesto avance del gobierno socialista, el diálogo de sordos, las concesiones, la coliación con UPN en Nafarroa. El Estado iba marcando las pautas con una cronología siniestramente sobresaliente: ellos lo intentaron, el desgaste ultraespañolista vino de la derecha (PP y hermanitos tipo AVT), el atentado de Barajas como cenit autojustificante de otro escenario. Y aquí ilegalización y luego paz. Por si acaso.

Solidarizarse en… No time for love.

Anuncios