Me lo han pasado. Es de Lucía Extebarría. Triste reflexión…

———————–

“Cómo construir un país racista. 1) Destine gran parte de las arcas municipales o comunitarias a embellecimiento de la ciudad y obras públicas. Si no es usted honrado embólsese las correspondientes comisiones y cobros de favores. Si cree serlo, simplemente gánese el favor y el agradecimiento de grandes empresarios que le serán útiles en el desarrollo futuro de su carrera política. 2) Y destine una ínfima parte del presupuesto común a guarderías, ludotecas, campamentos, piscinas, sanidad y viviendas de protección oficial. Así, cuando se haga el reparto de esos bienes sociales, les correspondera a los inmigrantes, primeros perceptores por menos renta. 3) Manipule usted sus medios afines para que difundan el mensaje: “Los inmigrantes nos quitan los pisos, las plazas de colegio y guardería, colapsan los servicios sociales. Y así la gente no pensará “mi alcalde o mi presidenta no destina lo necesario a servicios sociales”.

Anuncios