Habrá que hablar aunque sea un poquito de la sentencia judicial del 11-M. No existen las Verdades Absolutas, para ninguna cosa en la vida, así que algunos se debieron sentir bastante decepcionados. Son jueces, personas normales, no dioses griegos, hace ya mucho tiempo que nos echaron del olimpo de la perfección. En todo caso el Partido Popular sigue tirando del hilo, si sale ETA por algún lado ganarán las elecciones (las del año que viene). El juez no ha visto indicios de relación con Al Qaeda,  consecuencia del PP, “Iraq no tuvo nada que ver”. La estupidez humana no tiene límites.

Es curioso que justo cuando se ha aprobado la Ley de la Memoria Histórica, salga esta sentencia judicial, que vuelve a disponer a las llamadas “Dos Españas”. Cruel mentira. Fractura abierta, con muchas realidades. El gobierno sociata ha ido jugando perfectamente con sus peones, gestionando los resultados electorales y permitiéndose el lujo de legitimar una falsa sensación de transparencia político-judicial. Ruido de sables. Política de tierra quemada. El dios Jano y sus dos caras, la rosa y la gaviota. Cada cual a lo suyo.

Anuncios