El mundo taurino está en una crisis incipiente. Noticias como la que os presento por aquí lo demuestran de forma clara y concisa. Resulta que TVE, y no otra, sino nuestra tele, la colona por excelencia y tradición, no ha retransmitido en este 2007 ninguna corrida de toros (El Periodico de Aragón, 23.09.07). Por primera vez en la historia, los sádicos aficionados no han podido disfrutar de este bochornoso espectáculo en la tele sufragada con el erario público. Ellos (los de la tele) defienden que los derechos de emisión no están siempre a su alcance, o el necesario respeto a los horarios de protección infantil. Entre perricas y ética me quedo con lo primero. No creo que esta gente cambie tan rápido. Los tauricidas hablan de un veto raro “contra nuestra fiesta tradicional”. Telemadrid, Canal Sur, Canal 9 o Aragón TV si que han seguido ofreciendo su sangriento repertorio. Asociaciones de criadores, amigos, organizadores, todos ponen el grito en el cielo. La decadencia está servida. A fuego lento.

Anuncios