La historia es cíclica. Siempre vuelve. Parece un tópico pero no lo es. En noviembre de 2004 la ejecutiva de Chunta Aragonesista desvinculó a Chobenalla de la estructura orgánica de este partido. Ellos alegaron deslealtadas y traiciones ideológicas en virtud de la creciente moderación de CHA. Ahora, las Juventudes Socialistas de Navarra dimiten en bloque por la decisión unilateral del PSOE respecto a la gobernabilidad del país navarro (“La ejecutiva de las JSN alega que dimite para dar ejemplo”, El Periódico de Aragón, 11.08.07). Ellos apostaban por que el PSN pactara con Nafarroa Bai e Izquierda Unida. Hasta aquí todo bien. La rueda de prensa en la que informaron de la dimisión la hicieron en la calle, bajo una pancarta enganchada a dos árboles. Por lo visto el secretario general de los sociatas les negó la entrada a la sede del partido (jejeje). Podríamos llorar con esta muestra de talante. Dimitieron para dar ejemplo, quieren abrir un periodo de reflexión que propicie un cambio de dirección política en el PSN, también afirman que se ha dilapidado el proyecto del socialismo navarro y se ha dado pie a la incoherencia y la contradicción.

En resumen, decepción y rabia juvenil. Desilusión. Abandono del actual proyecto pero confianza en el futuro, luchando desde la base, con su militancia. Nada es nuevo: pacto en Zaragoza en 2003 con el PSOE, moderación ideológica progresiva, apoyo a la Expo 2008, expulsiones infundadas, mayorías ciegas… y bajón electoral. Aún hay más, Chesús Bernal fue preguntado en la misma noche electoral, respecto a si en esta pérdida de votos ha influido la crisis interna que provocó la expulsión de Chobenalla (las juventudes del partido), el eterno candidato ni siquiera quiso considerarlo: “estamos hablando de cosas serias” (tomado en http://desdebanarus.blogspot.com/2007_05_01_archive.html). Pues José Blanco, secretario de organización del PSOE afirmó que la decisión de las JSN es “un dato irrelevante”. Vuestro escaño también lo es.

Anuncios