marcha_valpo13.jpgLos ciudadanos del Estado español no permitirían una revolución. Curiosa y lógica paradoja de esta sociedad de poliespan que hemos creado. Según la encuesta del CIS Los Ciudadanos y el Estado, publicada hace poco (en “Los españoles no toleran a los grupos extremistas”, El Periódico de Aragón, 19.08.07). Un 42,2% de los encuestados no permitiría “en ningún caso” celebrar mítines o actos públicos a grupos extremistas, que quieran derrocar al gobierno o alterar la constitución por métodos revolucionarios. Todo son falacias, porque a los planteamientos independentistas / soberanistas, cuando pueden, leñazo y al baúl de los recuerdos.

También se pregunta sobre las formas de protesta, sólo un 66% es favorable a que se permitan las huelgas de trabajadores. Increíble pero cierto. La sociedad individualista nos consume lentamente. Aún les tendremos que agradecer que el 60% de los encuestados se oponga a que la policia detenga y registre por la calle al azar. Una pena no tener registrados los porcentajes por naciones y regiones. Así veríamos las resistencias e intensidades de cada una. ¿Y con el Partido Popular que haremos?

Anuncios