¿Unidad del aragonesismo político? ¿Más poder en el conjunto del Estado español? Llevo años leyendo cartas al director, voces de la calle, opiniones singulares, que piden y exigen que las fuerzas aragonesistas hagan planteamientos a la catalana (Entesa) y se unan en los comicios estatales.

Hablamos de CHA y PAR, uno en la izquierda y el otro en la derecha del espectro ideológico institucionalizado. Por lo menos cuando se fundó cada uno, en esa posición socio-ideológica se encontraban. Ambos actúan de forma caníbal. Uno, por moderado, el otro por aspirar a ello. La voz de Aragón. Aragón es tu partido. Yo no quiero partidos, quiero un país, pero no virtual. La gente que desea la olibera plantea tener un grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, o poder sacar tajada económica de los presupuestos del Estado…

 Siempre he creido en la tesis, personal, de un aragonesismo electoral (que no social o identitario) fuerte. Con intensidades según las opciones que se iban presentando desde 1977, con una dialectica general, liderada por un lado, por el PAR (la corriente reformista-regionalizadora), y por el otro por CHA (la autonomista-democrática). El primer modelo mas centripeto, el segundo mas centrífugo. Así iba la cosa, con una media de 22-25% de votos en nacionales, y sobre un 15% en los comicios estatales.

De repente se cae a mínimos históricos. CHA rompió su identidad. Y el PAR jugó sus cartas más españolistas en la reforma estatutaria. Con el PP, la derecha sin buenos referentes. El PSOE fuerte. Ganan los españoles. Pierde el aragonesismo. El PAR si quiere volver a ser la primera opcion de derechas en el país, tiene que comerle muchos votos al PP. Para CHA se aplica lo mismo respecto al PSOE. Teóricamente se tendría que haber pasado de un 25% a un 30% y así equilibrar fuerzas. Pero no.

Ahora tambien se produce un cambio generacional, una gente que ya nunca sera aragonesista, sino nacionalista, y una buena parte de esa generación, castigó a CHA por “regionalizar” su discurso. La violencia simbolica se volvió en su contra. Esta generación podría permitirnos tener un diputado independentista (o soberanista). El PAR tuvo su dialéctica soberanista hace unos años, con Rolde Choben e Iniciativa Aragonesa. Se trata de gente que se articulará de una forma o de otra. El tiempo pasa.

 

Y ya se sabe, los que de pequeños se pelean, de mayores se desean.

Anuncios